Así fueron las cosas en el 47º Congreso Nacional de CECE

Celebrado en el Palacio de Exposiciones y Congresos – Palexco de A Coruña los días 28, 29 y 30 de noviembre el 47º Congreso Nacional de CECE –Confederación Española de Centros de Enseñanza- ha congregado a titulares y directores de centros educativos de toda España así como a autoridades, personalidades de reconocido prestigio y representantes de los agentes económicos y sociales en torno al lema elegido para esta ocasión “Caminos a la Transformación”.

Año tras año, salvo en ocasionales circunstancias adversas insuperables, acudo a la cita anual del Congreso Nacional de CECE con ilusión y energía renovada, sabedor de que este encuentro con compañeros y amigos de toda la geografía nacional me despertará emociones personales y profesionales de gran valor. El 47º Congreso Nacional de CECE ha dado, en mi opinión, un salto cualitativo muy considerable al contemplar su programa una apuesta decidida por abordar la inaplazable transformación de los centros educativos en línea con la que se produce a un ritmo vertiginoso e imparable en todas las facetas personales, sociales, profesionales y empresariales de los ciudadanos.

Jueves 28 de noviembre

Tras la recepción de los congresistas, el acto inaugural, que estuvo presidido por el secretario de Estado de Educación y Formación Profesional, Alejandro Tiana, comenzó con un saludo de bienvenida, seguido de un brillante discurso, a cargo del secretario – tesorero de CECE Galicia, Federación Autonómica de Centros de Ensino Privado, que agrupa a centros de enseñanza de las cuatro provincias gallegas, desde escuelas infantiles a colegios y centros de Formación Profesional Antonio Dieter Moure, que puedes leer íntegramente al final de esta entrada.

Posteriormente, un panel de autoridades, acompañadas del presidente nacional de CECE, inauguró con sus esperadas intervenciones el 47º Congreso Nacional de CECE en el marco incomparable del Palexco de A Coruña. Intervinieron entre otras personalidades, el presidente de CECE, Alfonso Aguiló, la conselleira de Educación, Universidad y Formación Profesional, Carmen Pomar, el delegado de la Xunta en A Coruña, Ovidio Rodeiro y el precitado secretario de Estado de Educación y Formación Profesional, Alejandro Tiana.

Permítaseme resaltar algunas de las frases pronunciadas por las panelistas.

Alfonso Aguiló: “no legislen contra la concertada”; “Nos sorprende también que se hable de diálogo y de consenso”; “La libertad de enseñanza exige pluralidad de centros, y para que esa pluralidad sea asequible a quien tiene menos recursos, debe estar sostenida con fondos públicos, y las familias deben poder ejercitar ese derecho a elegir centro en régimen de igualdad de oportunidades”; “Las cosas no son buenas o malas simplemente porque sean nuevas o antiguas. Hay que estar abierto al cambio y a la innovación, pero siempre con la vista puesta en comprobar que cada innovación aporta un nuevo valor, que realmente aporta una mejora”.

Alejandro Tiana: “que si alguien tiene ese temor, que se lo vaya quitando”, en respuesta a la primera afirmación del presidente de CECE. “Vamos a buscar soluciones equilibradas lo más aceptables posibles”; “no sobra nadie”; “hacen falta todos”.

Carmen Pomar: “dejar las diferencias a un lado”.

El denso programa de este 47º Congreso Nacional de CECE puso el foco en la transformación educativa, una iniciativa que ya ha sido abordada por la inmensa mayoría de los centros docentes con determinación sin perjuicio de las dudas y cautelas razonables que todo cambio genera. Ello no es óbice, sin embargo, para incentivar y promover desde este foro una reflexión permanente que facilite y muestre la senda de un camino de dirección única, sin posibilidad de retorno, que construya día a día la ruta de una educación transformadora para abordar los retos y desafíos de la sociedad actual y se anticipe, en su caso, a otros venideros, hoy impredecibles.

Viernes 29 de noviembre

La incertidumbre es una de las preocupaciones señaladas por los ponentes. Es preciso definir objetivos claros y establecer criterios operativos previamente debatidos y acordados en los claustros para lograr esos retos. Hemos de contemplar una metodología que favorezca la inclusividad y la atención personalizada del alumnado con el fin de lograr las competencias necesarias para ejercer de ciudadanos del siglo XXI, en una sociedad en la que la tecnología monopolizará las más elementales actuaciones vitales de las personas. Así lo transmitieron a los congresistas los tres ponentes que participaron en una Mesa Redonda que cito a continuación, moderados por el yutúber David Calle. ​

Charo Sádaba, decana de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra e investigadora de la relación de los jóvenes con las nuevas tecnologías y los nuevos medios, abordó las claves para “educar a los nativos digitales”. Durante su intervención con la ponencia “Cómo educar a los nativos digitales” puso en valor, también, sus principales inquietudes respecto a los jóvenes y la tecnología.

Javier Sirvent, visionario de la transformación digital de la sociedad, habló de la vida hiperconectada de las futuras generaciones y de cómo cambiarán las relaciones humanas, la manera de trabajar y de vivir. Con un verbo atractivo, no exento de jocosidades que engancharon con la audiencia en algún momento de su discurso “Transformación Digital, susto o muerte”, nos dejó una frase lapidaria: “La creatividad se convertirá en una herramienta clave para los humanos”.

Silvia Leal, experta en innovación digital y liderazgo, profundizó sobre la disyuntiva planteada en el título de su alocución “Educación 4.0: ¿más tecnológica o más humana?”.

Sábado 30 de noviembre

El sábado fue un día especialmente denso. El programa contenía nueve talleres y una Mesa Redonda de representantes institucionales. Por razones obvias de extensión de esta entrada me limitaré a citar los ponentes y el título de la conferencia dictada:

“ABP: Enseñando mejor, aprendiendo más”. Rodrigo Ferrer García.

“Acercando Europa desde la movilidad: emprendimiento, inclusión y softskills”. Tomás Serrano y Francisco Martins.

“Fábrica de retos”. Mónica Gil y Juan Ignacio Irizar.

“Inteligencia Artificial y Big Data, un enfoque ético para los colegios con futuro”. Ignasi Nogués.

“La escuela en la sociedad digital: claves estratégicas para el cambio”. Antonio Cara.

“El reto de la transformación digital educativa”. Raúl García.

“Caminemos hacia la inclusión”. Ignacio Martín Blasco.

“Educar en el Pensamiento Computacional”. Nieves Rodríguez Brisaboa.

“Diseño de espacios, Aprendizaje y creatividad”. Siro López.

El 47º Congreso Nacional de CECE concluyó con una Mesa Redonda y la lectura de las conclusiones.

Conclusiones del 47º Congreso Nacional de CECE

  1. Ante la rápida transformación que experimenta la familia, la sociedad, la cultura, el mercado laboral, la escuela tiene que hacer un esfuerzo por adaptarse a este nuevo escenario.
  2. La escuela debe ser generadora del cambio, apostando por metodologías innovadoras a la vez que mantiene aquellos aspectos de la educación que siguen teniendo vigencia y contribuyen a un aprendizaje significativo.
  3. En estos caminos de transformación, la tecnología es un compañero de viaje, que debe ayudar a una auténtica personalización del aprendizaje, siendo al mismo tiempo escuela de valores.
  4. La figura del profesor es y seguirá siendo clave en este camino. La innovación y la tecnología han de ser herramientas que ayuden al profesor a hacer mejor su trabajo.
  5. En estos momentos de incertidumbre política, es importante que el debate se centre en los problemas realmente importantes que aquejan a la educación, dejando de lado cuestiones ideológicas y partidistas que no contribuyen a la solución de dichos problemas.
  6. Pedimos que se afronten los temas de forma responsable y coherente, basados en datos y hechos contrastados y no en estereotipos que deforman la auténtica realidad de la enseñanza concertada.
  7. Reiteramos que los poderes públicos tienen la obligación de garantizar que los padres puedan ejercer con plena libertad su derecho a la educación y enseñanza de sus hijos conforme a sus convicciones religiosas, morales, filosóficas y pedagógicas, así como a elegir entre una pluralidad de escuelas que posibiliten el cumplimiento de dicho derecho.
  8. Esto debe incluir el respeto a la demanda social de las familiasa la hora de realizar la planificación educativa, y a la elección por un porcentaje mayoritario de las mismas de la asignatura de religión.
  9. Demandamos que no se discrimine a las familias por su elección de centro educativo, excluyendo de las ayudas para comedor, transporte, libros u otros servicios a aquellos que libremente deciden llevar a sus hijos a un centro concertado.
  10. Finalmente, manifestamos y reiteramos la unidad del sector de la enseñanza concertada en la defensa de los derechos constitucionales asociados a la libertad de enseñanza. Queremos contribuir, desde el diálogo y la moderación, a la mejora de nuestro sistema educativo. Pero no dejaremos de recurrir a todos aquellos medios y acciones que resulten necesarios para la defensa de dichos derechos.

A Coruña, 30 de noviembre de 2019

Discurso de bienvenida
47º Congreso Nacional de CECE
Antonio Dieter Moure
Jueves, 28 de noviembre de 2019

Boas tardes,  bona tarda, egunon, buenas tardes.

Benvidos ó cuadraxésimo sétimo congreso de CECE.

Os galegos temos coma meirande signo de identidade, herdados dos nosos antergos, as nosas ancestrais tradicións, costumes e a nosa fermosa lingua,  estas son as arterias polas que transcorre a historia dos pobos, entre estes costumes está a de honrar e agasallar a tódalas persoas que nos están a visitar, por esa razón e coma sinal de ríspeto convosco, permitídenos que de agora en adiante dirixámonos a todos vos na non  menos fermosa lingua de Cervantes.

Queremos daros la bienvenida a esta  acogedora tierra en nombre de todos los gallegos, esperamos que estos días podáis disfrutar de su gastronomía, de su arte, de su historia, y del cariño de este pueblo.

Pero no todo va a ser ponencias y sesudas reuniones de trabajo, tendremos que dejar algo de  tiempo para poder reconfortar el espíritu.

Y  ya que hablamos de historia nos gustaría poneros en antecedentes sobre la tierra en la que os encontráis, que no por conocida, deja de guardar algunos secretos que solo están al alcance de algunos elegidos como vosotros.

Todos conocéis la famosa leyenda, cuando Dios terminó de crear el mundo, se sentó sobre las Islas Cies poniendo su mano sobre la costa gallega creando así con sus dedos las Rías, esa es la razón por la que tenemos el mejor marisco del mundo, “viene de la mano de Dios”.

Más esta hermosa leyenda no deja de ser eso, una leyenda, la verdadera historia de Galicia es otra, pero si nos lo permitís vamos a contárosla en dos breves pinceladas, así,  cuando llegue el momento de la partida podréis  contar algo sorprendente de la tierra en la que habéis estado, esta historia con toda seguridad la desconocéis, no por nada, sino que como sabéis los gallegos somos un pueblo  poco dado a hablar de nosotros mismo, por aquello de no presumir.

La verdadera historia de esta tierra, como la de muchas otras está perdida en el polvo del tiempo y comienza con la génesis del universo, y con la creación del mundo.

Una vez creado el mundo, según cuenta la Biblia, Dios repartió las tierras entre sus diferentes pueblos, nadie puso objeción alguna al reparto, los desacuerdos vinieron más tarde, debido más bien a la condición humana, pero en este reparto de tierras, Dios en un gesto más humano que divino, se olvidó de los gallegos.

Estos, desconsolados, tristes, sin tener un lugar en el que poder descansar su alma acordaron convocar asamblea “por cierto, la primera asamblea de la humanidad de la que se tiene constancia” y entre diferentes puntos de vista, que si vamos hablar con Dios, de que si no vamos, de que no hay derecho, de que si, de que si no, que hablar con Dios no es tan fácil,  “ se dice, que fue ahí donde nació la fama de que los gallegos nunca se sabe si suben o bajan” bien, después de grandes discusiones y dudas, decidieron ir hablar con El Gran Hacedor y para ello eligieron una delegación encabezada por su líder Breogan.

Pero, no es costumbre entre los gallegos ir a casa ajena con las manos  vacías y acordaron llevar unos pequeños presentes costumbre típica por otro lado en aquellos tiempos, hoy podría entenderse como un soborno

Entre los presentes, llevaron unos percebes del Roncudo, Cigalas de Marín, ostras de Arcade, almejas de Carril, nécoras de Cangas, centollo de la ría de Arosa y otras menudencias como vieiras, navajas, mejillones o berberechos todo esto regado con deliciosos caldos de la Ribeira Sacra, Albariño, Condado y Ribeiro.

Cuando llegaron a las puertas del Cielo, llamaron, no había nadie para recibirlos, tenéis que entender que por aquel tiempo San Pedro aún no había tomado posesión de su plaza, a su llamada una voz desde el interior preguntó, ¿Quién es? Los gallegos quedaron sorprendidos, por aquella pregunta, pues entendían, que Dios lo sabía todo, pero bueno, en aquel tiempo había mucho trabajo.

La delegación gallega fue recibida por Dios y estos mostraron ante el Creador su descontento por el reparto de las tierras.

El Señor atendió y entendió las razones de los gallegos pero les dijo que había un serio problema, que no quedaban tierras y que si quitaba  a un pueblo la tierra prometida,   crearía un nuevo conflicto.

Los gallegos cabizbajos y apesadumbrados, se vieron destinados a vagar eternamente de prestado en prestado, sin un lugar en el que poder descansar sus almas,  fue ahí donde nació ese sentimiento tan profundo que tiene el pueblo gallego al estar lejos de su tierra, la morriña gallega.

Pero Dios en su infinita sabiduría vio que aquello no era justo, y que tenía que darle una solución, y en un gesto Divino propio de su naturaleza la halló. ¿Sabéis cual fue?

Pues les entregó a los gallegos “Un pedazo del cielo” por eso desde ahora en adelante, podréis presumir de haber estado en el cielo.

Y esto no lo decimos por decir sino que tenemos pruebas que avalan nuestra historia.

Primero, para entrar en un sitio se hace por la puerta, y Galicia es el único lugar del mundo donde encontramos las puertas del cielo: el pórtico de la Gloria y el Pórtico del Paraíso. Estas puertas tarde o temprano las tendremos que atravesar, pero el Señor para que quedase constancia de que no hay más tierra después de Galicia, puso nombre a su cabo más septentrional llamándole Cabo Finisterre, el final de la tierra.

Este es el pedazo de cielo del que vais a disfrutar estos días, en él podréis degustar  deliciosos manjares dignos de dioses, recrearos en su naturaleza, en su historia y conocer más a un pueblo que os recibe con los brazos abiertos.

Esta es la verdadera historia de Galicia, el resto creernos son puras fantasías.

Por eso solo nos resta deciros.

Bienvenidos a A Coruña,

Bienvenidos a Galicia,

Bienvenidos al cielo.

Enlaces de interés:

Discurso de Alfonso Aguiló en la inauguración del 47º Congreso de CECE
Discurso de Alfonso Aguiló en la clausura del 47º Congreso de CECE en a Coruña

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: