Decroly asiste al encuentro empresarial “Empresas mutantes para una revolución 4.0. Así construye el futuro el empresariado del presente”

El pasado viernes, día 15 de diciembre, tuvo lugar el encuentro empresarial “Empresas mutantes para una revolución 4.0. Así construye el futuro el empresariado del presente” en el que asistieron más de 200 empresarios de Cantabria y de allende sus fronteras

El evento fue inaugurado por el presidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, la alcaldesa de Santander, Gema Igual, el presidente de CEPYME en España, Antonio Garamendi, y el presidente de CEOE-CEPYME Cantabria, Lorenzo Vidal de la Peña.

La reunión, celebrada en las instalaciones de Escenario Santander, sirvió para facilitar una reflexión y debate de los empresarios allí presentes sobre cómo la tecnología está transformando la empresa. La jornada comenzó con la proyección de un video en el que niños y niñas de Cantabria explican cuál es su visión del trabajo tal y como esperan que sea cuando lleguen a ser adultos. Vidal de la Peña les citó en su discurso al asegurar “ellos son una parte del patrimonio de Cantabria que corre el riesgo de desperdiciarse por están hoy estudiando según un plan que les formará para ejercer profesiones que no existirán ya cuando ellos acaben su formación básica” y “cuando finalicen su formación universitaria, la mitad de los perfiles profesionales tradicionales habrá desaparecido”.

Un amplio panel de empresarios, profesionales y expertos intervinieron a lo largo de toda la mañana. Oficiaron de anfitriones y dieron la bienvenida a los invitados y a todo el auditorio Rubén Calderón, rector de la Universidad Europea del Atlántico; Paz Gil de Librería Gil, Premio Nacional a la Mejor Librería Cultural; Carolina Entrecanales de Granja Cudaña; José Manuel Manrique de Bergé; Natalia Alciturri de Semicrol, Premio Empresaria de Cantabria 2017, y Francisco Calatayud, de Binary Box, Mejor Empresa de Base Tecnológica 2017.

El networking implementado a continuación contó con la presencia y participación activa, entre otros, de Carlos Hernández Rueda, responsable de Branding de Google, especialista en vehículo conectado; Pablo Nadal, director de Netexplo, observatorio colaborador de UNESCO en el análisis del impacto de la tecnología en los negocios; la periodista y escritora Marta García Aller, autora de “El fin del mundo tal y como lo conocemos” e Ignacio Sánchez Caballero, director general de la Unidad de Negocio de Relaciones con la Industria de la distribuidora farmacéutica Cofares.

Durante la reflexión, análisis y debate de los temas descritos en el programa se deslizaron afirmaciones contundentes como la pronunciada por el presidente de CEOE-CEPYME de Cantabria Lorenzo Vidal de la Peña: “todo lo que se pueda digitalizar, se digitalizará, lo que se pueda conectar, se conectará y todo lo que se pueda analizar, se analizará”. Además, entre las cuestiones más señaladas y argumentadas desatacaron los siguientes interrogantes:¿Cómo serán las empresas del futuro?,
¿Qué trabajadores van a necesitar?,
¿Cómo va a cambiar su papel social? y
¿Qué retos nos plantea una tecnología en una evolución casi impredecible?

Los discursos de las autoridades regionales, pronunciados durante la inauguración de la jornada, tuvieron un tono cercano, como viene siendo habitual en este tipo de acontecimientos.

El presidente Miguel Ángel Revilla avanzó, en primer lugar, el positivo horizonte que se avecina para el sector industrial en 2018 “motor de la economía regional“, con una previsión de crecimiento que duplica la media nacional y que calificó de “el año de la industria en Cantabria“. Más adelante señaló las numerosas capacidades de Cantabria en materia de I+D+i, citando recursos como la Universidad, el Instituto de Hidráulica o el de Biomedicina y Biotecnología. Concluyó su intervención con la noticia de la aprobación por el Consejo de Gobierno último, jueves, día 14, de subvenciones por importe de 3 millones de euros dentro de la línea INNOVA, dirigida a pymes y grandes empresas.

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, puso en valor el papel transversal de la innovación tecnológica en el desarrollo de la ciudad y la figura del Ayuntamiento como líder de su transformación en un territorio pionero en este campo.

A continuación, Lorenzo Vidal de la Peña abordó en profundidad, metiendo el dedo en la llaga, la temática objeto de este encuentro. Relató, con una claridad meridiana, la realidad del binomio educación empleo que yo comparto sin ambages y a cuyo asunto debemos prestar una atención prioritaria desde los más amplios espectros de la sociedad. Al final de esta entrada transcribo literalmente el discurso del presidente de CEOE-CEPYME de Cantabria.

Finalmente, el presidente de CEPYME, Antonio Garamendi, señaló algunas reflexiones muy sensatas y dignas de ser tenidas en cuenta.

Dijo Garamendi, entre otras cosas, que ya no estamos ante un cambio de ciclo como en anteriores crisis económicas, sino ante “un cambio de era”, lo que significa “un cambio en la forma de pensar y actuar”. Otras frases especialmente significativas fueron: “Estamos en el futuro y tenemos que innovar permanentemente porque la competencia es global. Estamos cambiando el modelo porque el modelo ha cambiado”. Las empresas que no sean conscientes de esta nueva realidad, señaló, “no es que vayan a perder sino que ya han perdido el tren del futuro”. El tejido empresarial, indicó, se encuentra ante “el reto del cambio tecnológico, la innovación y la empleabilidad” porque es una demanda de la nueva era de la digitalización y la globalización.

En la clausura del encuentro, el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, animó a los empresarios de esta comunidad a utilizar hasta agotar las líneas de subvenciones a la innovación que pone a su disposición el Gobierno de Cantabria.

Lorenzo Vidal de la Peña
Presidente de CEOE-CEPYME de Cantabria
Discurso de inauguración del encuentro empresarial
Viernes, 15 de diciembre de 2017

Señor Presidente del Gobierno de Cantabria, Señora Alcaldesa de Santander, Presidente de CEPYME, empresarios y empresarias, muchas gracias por estar aquí esta mañana.

Acaban de ver ustedes una parte del patrimonio de esta Comunidad mucho más valiosa que nuestros recursos naturales, culturales o económicos. A diferencia de estos, es una parte de nuestro patrimonio que corre el riesgo de ser desperdiciado.

Estos niños y niñas están ahora mismo, como tantos otros niños y niñas españoles en el colegio, estudiando según un plan que les formará para ejercer profesiones que no existirán ya cuando ellos acaben su formación básica. Para cuando finalicen su formación universitaria, la mitad de los perfiles profesionales tradicionales habrá desaparecido.

No hace falta una bola de cristal para ver que su futuro va a transcurrir en un mundo en el que todo lo que se pueda digitalizar, se digitalizará; todo lo que se pueda conectar, se conectará y todo lo que se pueda analizar, se analizará. Y yo añadiría también: cuántos datos se puedan vender, se venderán.

La tecnología ha llamado a la puerta y los consumidores la hemos abierto de par en par. Una nueva revolución ha llegado con ella y no ha preguntado si estamos listos o cuando vamos a estarlo.

No tengo ninguna duda de que cuando mi hijo asuma la gestión de la empresa familiar, esta se va a parecer menos al modelo que yo he gestionado, de lo que mi etapa se pareció a la de mi padre. Nunca más los cambios van a sucederse a la velocidad a la que lo hicieron hasta ahora.

Poco importa lo que esta situación nos haga sentir. No sé si la melancolía es una opción vital pero estoy seguro de que no es una buena opción empresarial.

Varias veces al día escucháis a alguien, que probablemente no se juega nada propio, decir que la tecnología sitúa a la empresa frente a un reto apasionante.

Admito que a veces tengo ganas de preguntarme ¿hay algún día en el que los empresarios nos hayamos levantado y acostado sin enfrentarnos a un reto? Yo diría que no.

Esta vez, no es un reto. Reto es el Brexit, fue el euro, es la subida de los precios de la energía, o una fiscalidad que castiga el crecimiento. Ahora, como antes en otros momentos cruciales de la historia de este país, la empresa afronta un compromiso que va más allá de su propia rentabilidad o supervivencia. Un compromiso con una transformación estructural que afecta a todas las áreas de las relaciones laborales.

Cantabria necesita que sepamos convertirnos en empresas plenamente digitales, 4.0, mutantes, capaces de evolucionar indefinidamente para sobrevivir. El Plan Digital 2020 elaborado por CEOE estima que si España incrementara su digitalización un 10%, el PIB se incrementaría un 3,2%. Con ello, nacerían 250.000 empleos al año.

Los empleos de los niños y niñas que acabamos de ver, de algunos chicos y chicas que nos acompañan aquí esta mañana, y de los miles de jóvenes de Cantabria que ahora se están formando, dependerán de que sepamos completar este proceso.

Con objetivos así, merece la pena comprometerse y la empresa lo hace. Pero no queremos ser solo una fuerza de empuje a la que se le reclama sacrificios e inversiones pero a la que se relega a un papel pasivo.

Queremos participar. Queremos ser parte activa en la toma de decisiones, entre otras cuestiones, sobre la formación que reciben los empresarios y trabajadores del futuro porque solo así, administración y empresa, conseguiremos que ésta se adapte la realidad que ya estamos construyendo. Hablo de formación para el empleo, de FP Dual, de planes de incentivación del emprendimiento.

Y aunque a veces da mucha pereza escucharnos y parezca que queremos meternos donde no nos importa, la verdad es que sí nos importa. Y que la empresa no debería conformarse con ningún otro papel que no sea el de protagonista y motor también de esta revolución digital.

El 96% de las empresas españolas ha iniciado ya su transformación digital. Ellas han sido el detonante de la adaptación de las administraciones a este nuevo ecosistema. No reclaman, por tanto, un papel que no merezcan o que no se hayan ganado con su valentía.

Por eso están hoy aquí algunos empresarios y empresarias que han demostrado saber asumir este papel activo en un proceso de cambio empresarial y social de dimensiones y calado hasta ahora desconocidos. Ellos son nuestros ponentes esta mañana y nuestros referentes en eso que algunos llaman reto y que yo prefiero llamar re-evolución.

Gracias por compartir vuestra experiencia con nosotros.

Muchos de quienes estáis aquí representáis a pequeñas y medianas empresas. Sé que estáis esperando escuchar al Presidente de CEPYME Antonio Garamendi. Confieso que yo también así que gracias, bienvenidos y cedo la palabra a Antonio…

Otras entradas de interés:

Acuerdo por la Educación en Cantabria
Presentación Libro Blanco de los Empresarios Españoles “La educación importa”
Decroly en la revista Actualidad Docente
Noticias de Decroly publicadas en Educantabria en 2017
-Vídeo Día de Europa 2017 en Decroly
-Video Día Europeo de las Lenguas en Decroly
-Video Educación Responsable en Decroly
-Micro-video-relato de Decroly en el I Congreso hispano-alemán de cooperación
Vídeo de Decroly seleccionado en el concurso “Erasmus+ FP”
Lluvia de ideas educativas

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: