Miguel Ángel Serna, un hombre con palabra de honor

Una célebre frase de de Pablo Picasso “El que se guarda un elogio, se queda con algo ajeno” me inspira algunas de las reflexiones que quiero trasladar a todos los lectores de este e zine

 

En Cantabria existen, como en otras muchas partes de España, algunas costumbres heredadas de nuestros antepasados de las que nos sentimos1-fjm-150x150 especialmente orgullosos todos los cántabros. Una de ellas es, sin duda, el valor de “ley” de los pactos no escritos. Yo lo aprendí de mis abuelos, de mis padres y allegados; el acuerdo se sellaba, y se mantiene la costumbre, con un apretón de manos: ¡choca esos cinco, decimos aquí!

 

A los pocos días de la toma de posesión del actual Gobierno de Cantabria, el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Miguel Ángel Serna Oliveira, convocó a  CECE, EyG y a una tercera organización que representa los intereses de los profesores de Religión de los centros públicos. Asistí en representación de CECE y lo que se presumía una mera sesión protocolaria se convirtió en una reunión de trabajo sumamente productiva, al interesarse el Sr Serna por todos los problemas que preocupaban a los interlocutores sociales allí presentes.

 

En mi caso, quizá porque la edad te va aportando una notable experiencia, le trasladé al Consejero todas las reivindicaciones históricas del sector y de los centros asociados a CECE Cantabria, en particular, perfectamente priorizadas. Acudía a la reunión con las “pilas cargadas”, consciente de que la reunión podría ser algo más que protocolaria. Así fue y, al finalizar el encuentro, le hice entrega al señor Serna de un documento pormenorizado que, por cierto, me agradeció por la claridad y concreción de las peticiones, con los sólidos argumentos que proporciona la fuerza de la razón que las avala.

 p7130024_ok_baja

 

Aprecié una receptividad encomiable con las peticiones que reiteradamente habían sido declinadas por la Administración anterior, soportada por el Partido Socialista de Cantabria. De hecho, salí de aquella reunión feliz y contento porque auguraba una nueva etapa en las relaciones de los centros privados con la Administración educativa. Por fin, me encontré con un consejero de Educación dispuesto a cumplir con el programa del partido político que lo sustenta y que recoge la mayor parte de las reivindicaciones de los centros de iniciativa social.

 

El tiempo pasa y se avanza lentamente, pero se progresa. Es posible que la situación económica actual ralentice la concesión de reivindicaciones históricas. Sin embargo, ya hemos visto algunas evidencias en los últimos meses encaminadas a subsanar la permanente discriminación de la enseñanza privada por razones ideológicas y/o partidistas en asuntos de interés general. Algunos ejemplos se materializan en la Orden ECD/4/2012, de 27 de enero, por la que se convoca a los centros sostenidos con fondos públicos de FP para la realización de proyectos de innovación; o en la Orden ECD/24/2012, de 4 de abril, que estable las bases reguladores y convoca ayudas individuales para los alumnos que realizar el módulo profesional de Formación en Centros de Trabajo en empresas o entidades de la Unión Europea dentro del programa Erasmus, destinadas a alumnos de centros concertados;…   

 miguel-angel-serna

 

La “prueba del nueve” evaluaría a la consejería de Educación, justamente a la hora de resolver las solicitudes de conciertos para el próximo curso 2012-2013. Y es aquí donde el consejero Serna Oliveira ha demostrado que sus firmes convicciones a favor de la libertad de enseñanza han vencido a las presiones de poderes fácticos que agreden y discriminan a la enseñanza privada para obtener sus propios beneficios sectoriales.

 

Ahora es cuando acudo al título de este escrito y a la frase célebre de Picasso. Serna ha demostrado con hechos ser un hombre con palabra de honor. Ha devuelto el concierto a un colegio al que se lo quitó la Administración anterior por motivos ideológicos y ha concertado unidades de Formación Profesional (FP) derivadas de la sustitución de ciclos formativos LOGSE de 1400 horas, por la implantación de las enseñanzas de la nueva FP de 2000 horas, hasta este curso impedido por la Administración anterior, posibilitando el crecimiento en número de unidades de estos centros. En ese grupo se encuentra Decroly que, en el curso 2012-2013, operará con 17 unidades.

 

Por eso, y por muchas cosas más, como dice la letra de la popular canción, reconozco la labor y el compromiso del consejero Serna con la enseñanza privada y evito quedarme con algo que le pertenece, elogiando su condición de hombre con palabra de honor.

 

Las reflexiones en voz alta expuestas no son óbice, sin embargo, para recordar a la Consejería y al señor Serna que este Gobierno regional ha de dar respuesta a otras demandas seculares como son: la igualdad de trato normativo en toda la red de centros sostenida con fondos públicos –mejora de los servicios de orientación, dotaciones para dar respuesta a la Escuela 2.0, compensación económica por el ejercicio de las funciones directivas, participación en programas de educación bilingüe, acreditación como centros de formación en prácticas para el desarrollo del Practicum correspondiente al Máster de formación del profesorado, auxiliares de conversación-; la ampliación de la partida de otros gastos; medidas para fomentar el bilingüismo; facilitar la inmersión lingüística en el primer ciclo de Educación Infantil; convocar becas de comedor y transporte escolar; autorizar la creación de centros integrados privados; posibilitar la modalidad a distancia;…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: