¿Donde están los responsables?

La semana pasada he participado con Ana Agüero y Begoña Goitia en el primer encuentro –kick off meeting– de PIECES, (Pathways into Employment in the Care and Tourism Sector) -Vías de acceso al empleo en los sectores de atención y turismo-, un proyecto Leonado da Vinci de Transferencia de Innovación en el que DECROLY participa en calidad de socio, en Linköping, Suecia.

 

Durante el viaje de ida, el domingo 28 de noviembre, tuvimos ocasión de comentar un montón de temas de interés social, no en vano, salimos de Santander a las ocho de la mañana y, después de coger tres vuelos, llegamos a Linköping a media noche.

 

Dos temas merecen una especial atención, por su vigente actualidad: la Situación económica de Irlanda y Remedios contra el paro. Tengo que reconocer que Ana y Begoña escucharon mis tesis con estoico interés y que yo,fjm-irlando-2 también, he sido muy receptivo a sus opiniones y criterios. Me voy a centrar, en este escrito, en el primero de esos temas. De los Remedios contra el paro, en nuestro país, me ocuparé en otro momento.

 

Durante semanas, todos los medios de comunicación se han hecho eco de la situación económica en la zona Euro. Desde los medios audiovisuales a la prensa escrita nos han bombardeado con noticias que auguran un futuro más que turbulento para muchos países europeos. Sin entrar en demasiados detalles, los medios de comunicación ponen su acento en Irlanda, Portugal y ¡España! Y, de paso, llaman la atención sobre la situación en Bélgica e Italia. Los periódicos del domingo 28 me dejaron impresionado. Algunos de sus artículos eran demoledores y situaban a la economía europea en una situación de precariedad límite y de consecuencias poco previsibles.

 

 En las próximas líneas quiero expresar un sentimiento de desolación por la grave situación económica en Irlanda y fjm-irlanda-1por las medidas que ese país está tomando para abordar la crisis.

 

En un primer apunte, no quiero dejar pasar por alto, sin embargo, mi especial vinculación con ese país, de cuya nacionalidad es la madre de mis dos hijos mayores. He visitado Irlanda en muchas ocasiones; he estudiado, ocasionalmente, en los cursos de verano de sus más prestigiosas instituciones; en fin, tengo amigos con los que comparto valores, ilusiones, y convicciones sociales, entre otras cosas.

 

 Pero volvamos a la publicaciones del domingo 28. Una de ellas, me ha dejado muy preocupado por el prestigio mundial de su autor, Paul Krugman, premio Nobel de Economía 2008. En su artículo “Comerse a los irlandeses” Krugman detalla con un realismo despiadado la situación en Irlanda. Al milagro económico de hace solamente unos pocos años, le ha seguido una especulación incontrolada, sin precedentes, impulsada por los bancos y promotores inmobiliarios, todos –dice Krugman- “en connivencia con los principales políticos”. Esa realidad compradora fue financiada por los bancos irlandeses quienes, a su vez, requirieron unos préstamos descomunales de otros bancos, la mayoría europeos.

  

Al estallar la burbuja, los bancos tuvieron que hacer frente a unas pérdidas inmensas. Tanto los bancos irlandeses como aquellos otros –fundamentalmente europeos- que les prestaron ingentes cantidades de dinero, sinfjm-irlanda-3 contraprestación alguna, asumiendo unos riesgos inaceptables, debieron responsabilizarse de la hecatombe que ello supuso. Pero, no. El Gobierno Irlandés se arrogó la deuda de los bancos “con lo que convirtió las pérdidas privadas en obligaciones públicas”, dijo Krugman.

  

Irlanda, apenas tenía deuda antes del estallido de la crisis. Ahora, el pueblo irlandés se encuentra sumido en una grave situación como consecuencia de las gigantescas pérdidas de los bancos, asumidas por el gobierno. ¿Es justo que las millonarias e irresponsables pérdidas de los bancos hayan sido rescatadas, a costa de todos los contribuyentes irlandeses, por su gobierno? ¿Dónde están los responsables?

 

 Y para concluir, me permito dejar otra pregunta en el aire: ¿Estamos los españoles dispuestos a afrontar una situación similar a la irlandesa, en el hipotético caso de una bancarrota “generalizada” de la banca?

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: