Apuntes de Educación 2010 (IV)

Durante once de años, desde 2008, he colgado en Rincón del Director innumerables entradas relacionadas con el mundo de la educación, en general, y con las noticias, actividades y eventos de singular importancia acaecidos en Decroly, además de otras con reflexiones y opiniones que afectan al sector, particularmente en el ámbito de la Formación Profesional

La reposición ordenada de esos posts es una iniciativa que surge con el ánimo de agrupar los contenidos publicados en distintas épocas y proponer una relectura serena sobre todos aquellos asuntos que forman parte e inciden en la vida académica y profesional de los distintos componentes de la comunidad educativa decroliana: alumnado, profesionales docentes y familias, principalmente.

Podremos comprobar que muchos de los temas tratados en el pasado siguen vigentes en la actualidad. Tal vez, el hecho de que nuestro Carácter Propio está impregnado de una sólida concepción vitalista de la educación y de la formación ayude a entender cómo su incidencia en el Proyecto Educativo, el Proyecto Curricular, la Programación General Anual y la Programación Didáctica de cada módulo formativo refleja un espíritu firme y determinante de trabajar por el desarrollo personal, emocional, social y científico-profesional de los alumnos acorde con los tiempos que les toca vivir en las distintas épocas de nuestra ya larga trayectoria profesional durante cuatro décadas.

En el argot educativo hablamos, a menudo, del “misalito”, por ejemplo, cuando hacemos alusión al documento que cada año publica la Consejería de Educación, Cultura y Deporte para aglutinar toda la oferta educativa de Cantabria en las enseñanzas no universitarias. Quizá no sea el símil más apropiado para el proyecto que hoy os presento, pero puede tener alguna semejanza, temática aparte.

Mi objetivo con este trabajo consiste en agrupar las entradas más relevantes desde el punto de vista pedagógico para que sirvan de orientación, reflexión y referencia al profesorado de Decroly y, en la medida que las circunstancias lo aconsejen, integrar esas premisas en la práctica docente cotidiana. Para lograrlo, voy colgar una selección de más menos CINCO entradas en cada uno de los bloques de esta sección de Apuntes de Educación. Si cuando inicies la lectura del primer post consigo atraer tu atención seguramente te “engancharás” y continuarás con el resto. Si no fuera así, me gustaría recibir tu feedback para reorientar este ilusionante proyecto de comunicación interna.

Ahora sí, sin más preámbulos, adjunto la entrega 2010 (IV).

NO A LOS CICLOS FORMATIVOS DE FP EN LA UNIVERSIDAD
4 de octubre de 2010

Con el lema “No a los ciclos formativos de FP en la universidad”, el sindicato FETE-UGT de la comunidad valenciana presentó, el pasado día 26 de marzo, una campaña en contra de la Ley de Economía Sostenible (LES)y su pretensión de integrar la FP de grado superior en el sistema universitario.

Desde aquella realidad, el sector ha reaccionado con cierta tibieza, como si esto no fuera con nosotros. Sin embargo, me alegra conocer que se está generando, actualmente, una corriente de protesta para denunciar unos hechos que pueden causar daños irreparables a la FP de grado superior y a los actuales centros y profesionales docentes. En lo que a mí concierne, he reiniciado un proceso de información y difusión, sobre la propuesta del gobierno de la nación aprobada, cuya denuncia presenté en DECROLY Digital, a través de varios artículos y noticias publicados en los últimos meses. La última de las cuales fue recogida el pasado 23 de setiembre, con el título: Preocupación por el futuro de la formación profesional de grado superior.

El hecho es que las universidades podrán tener centros en los que impartir enseñanzas de formación profesional de grado superior si, finalmente, sale adelante la Ley de Economía Sostenible (LES) propuesta por el gobierno de la nación. La medida, no obstante, ha hecho saltar las alarmas en el sector de la educación y formación ya que, entre otras cuestiones, supondría un desequilibrio en las matrículas de los actuales centros educativos. Los sindicatos docentes comparten las tesis que yo defiendo. Ellos también consideran que tanto los centros públicos como los privados concertados -los únicos hasta el momento autorizados para impartir formación profesional- saldrán perjudicados ya que no podrán competir con la oferta que hagan las universidades, con presupuestos mucho más holgados. Asimismo, de aprobarse esta medida en la LES peligrarán los puestos de trabajo de los docentes de FP y la existencia misma de los actuales centros.

Mi actuación, en los próximos días, será canalizada en varios frentes. Un primer paso, inmediato, irá dirigido al conjunto de los agentes sociales de esta región y a la Consejería de Educación de Cantabria. Para ello, solicitaré un encuentro con todas las partes, a través de la Mesa de la Concertada, para denunciar y debatir esta preocupante situación que se avecina en el sector. Asimismo, después de tratar este tema en la pasada Junta Directiva de CECE Cantabria, el jueves 30 de setiembre, tengo previsto abrir dos nuevas líneas de actuación:

Una, directamente ante el Ministro de Educación, en el desayuno del Foro de la Nueva Economía, el próximo día 5 en Madrid. Allí, confío tener la ocasión de formular al Sr. Gabilondo una pregunta sobre las gravísimas repercusiones sociales que tendría la medida de trasladar los ciclos formativos de grado superior de FP a la universidad;

Otro, ante la Junta Directiva de CECE Nacional, que se celebrará en Madrid el próximo 7 de octubre, en el sentido de trasladar al Ministerio nuestra preocupación y rechazo a la medida ya aprobada en el proyecto de Ley de Economía Sostenible (LES),con argumentos lo suficientemente sólidos como para que reflexione el Ejecutivo sobre nuestro disentimiento. Los centros de FP deben estar cerca de las empresas y de las comarcas, donde está el tejido productivo.

FORMACIÓN PROFESIONAL MODULAR SIN REQUISITOS ACADÉMICOS
14 de septiembre de 2010

A partir de este curso escolar 2010-2011, todas las personas adultas podrán matricularse en un centro de formación profesional, independientemente de que posean o no la titulación de acceso. DECROLY dispone de plazas vacantes, para cuantos ciudadanos las soliciten, que serán otorgadas por orden de solicitud hasta completar los puestos escolares autorizados por la Consejería de Educación.

Uno de los inconvenientes encontrados por muchas personas adultas para adquirir una cualificación y/o seguir un plan de formación permanente ha sido carecer de titulación académica previa para cumplir el requisito de acceso, por ejemplo, a los estudios de una formación profesional de calidad y gratuita, desde el Sistema Educativo gestionado por la Consejería de Educación, en Cantabria.

El Ministerio de Educación y la Consejería de Educación de Cantabria, en nuestro caso, han dado respuesta a esta carencia arbitrando un modelo flexible que permite a los adultos formarse a lo largo de su vida, desde el sistema educativo. A partir de este curso escolar 2010-2011, todas las personas adultas podrán matricularse en un centro de formación profesional, independientemente que posean o no la titulación de acceso exigida a los alumnos de Formación Profesional Inicial, en régimen presencial y modalidad completa. Las fechas fijadas por la Consejería de Educación abarcan la horquilla comprendida entre los días 22 de setiembre al 15 de octubre.

Así, En el ámbito de la legislación básica para todo el Estado, el  Real Decreto 1538/2006, de 15 de diciembre, por el que se establece la ordenación general de la formación profesional del sistema educativo establece, en su Artículo 33. Organización, entre otras cosas, lo siguiente: “Las enseñanzas de formación profesional para las personas adultas se organizarán con una metodología flexible y abierta, basada en el autoaprendizaje, y mediante una oferta adaptada a sus condiciones, capacidades, necesidades e intereses personales que les permita la conciliación del aprendizaje con otras actividades y responsabilidades”.

Por su parte, el Artículo 34. Oferta de módulos profesionales incluidos en el título y asociados a unidades de competencia del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionalesdice, en el apartado 1, lo siguiente: “Con la finalidad de facilitar la formación permanente, la integración social y la inclusión de las personas o grupos desfavorecidos en el mercado de trabajo, las Administraciones educativas podrán ofertar formación en régimen presencial o a distancia de módulos profesionales incluidos en títulos y asociados a unidades de competencia del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales”. A mayor abundamiento, el punto 2 de ese Artículo 34 afirma: “Esta formación será capitalizable para la obtención de un título de formación profesional o certificado de profesionalidad. Para la obtención de los mismos será necesario acreditar los requisitos acceso”.

La Consejería de Educación de Cantabria, en desarrollo del Real Decreto 1538/2006 anteriormente citado, publicó elDecreto 4/2010, de 28 de enero, por el que se regula la ordenación general de la Formación Profesional en el sistema educativo de la Comunidad Autónoma de Cantabria.

En su Artículo 12. Oferta de Formación profesional, elDecreto 4/2010, dice en el punto 6: “Con la finalidad de favorecer el aprendizaje a lo largo de la vida, la integración social, y la inclusión de las personas o grupos desfavorecidos en el mercado de trabajo, la Consejería de Educación ofertará formación asociada a unidades de competencia del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales. Esta formación podrá ofertarse a través de los regímenes presencial, semipresencial o a distancia, adaptándose a las diversas características de las personas a las que vaya dirigida”. A continuación, en el punto 7 podemos leer: “La Consejería de Educación ofertará la impartición de módulos profesionales y/o unidades formativas en periodos lectivos diferentes a los establecidos con carácter general, para responder a las necesidades del sistema productivo o de diversos colectivos”. Finalmente, en el punto 8 establece: “La organización y la estructura de los ciclos formativos podrá contemplar medidas que flexibilicen el currículo, y programas de innovación que permitan alcanzar o complementar las competencias profesionales incluidas en los títulos de Formación profesional”.

En su Artículo 13. Tipos de oferta regula la oferta de enseñanzas de Formación Profesional, clasificándola en modalidades: completa, parcial, modular y unidades formativas y regímenes: presencial, semipresencial y a distancia. En relación con el título de este artículo, Formación profesional modular sin requisitos académicos, el punto 1.b., al referirse a la modalidad modular, dice: “La oferta se realizará por módulos asociados a Unidades de Competencia del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales ofertados por la Consejería de Educación”.

Siguiendo con el recorrido legislativo que avala el enunciado de este artículo, su entradilla y párrafo primero, la Orden EDU/29/2010, de 6 de abril, por la que se regula el acceso y la matriculación del alumnado de formación profesional inicial en los centros públicos y privados concertados de la Comunidad Autónoma de Cantabria, en su Artículo 3. Matrícula en las enseñanzas de formación profesional, entre otras cosas, el punto 1, dice: “La matrícula en las enseñanzas de formación profesional podrá ser de dos tipos, compatibles entre sí:

  1. a) Matrícula completa en un curso de un ciclo formativo que se realizará conforme al procedimiento de admisión de alumnos que se establezca para los ciclos de oferta presencial y completa y requerirá la matriculación de todos los módulos del curso.
  2. b) Matrícula parcial que se realizará en los siguientes casos:

-En los módulos profesionales de los ciclos formativos que se ofertan tanto en las modalidades parcial y modular como en los regímenes semipresencial y a distancia, de acuerdo a lo establecido en el artículo 13 del Decreto 4/2010, de 28 de enero por el que se establece la ordenación general de la Formación Profesional del sistema educativo en la Comunidad Autónoma de Cantabria.

– En los módulos profesionales de los ciclos formativos de oferta completa que se imparten en los centros educativos, en los que se disponga de plazas vacantes una vez finalizado el proceso de admisión de alumnos.

– En las unidades formativas de módulos asociados a unidades de Competencias del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales que oferte la Consejería de Educación.

Finalmente, las Instrucciones de 17 de mayo de la dirección general de Coordinación y Política Educativa, -publicadas en el BOC nº 102, de 28 de mayo, para el procedimiento de admisión de alumnos para cursar Formación Profesional Inicial y enseñanzas de Artes Plásticas y Diseño, en centros sostenidos con fondos públicos, para el curso escolar 2010/2011, se determina, por vez primera, en la historia de la formación profesional en Cantabria, el acceso a los ciclos formativos sin requisitos académicos. En concreto, su artículo 13 dice: “En las plazas vacantes existentes a partir del 22 de septiembre en los módulos profesionales asociados a unidades de competencia del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales de un título de formación profesional, también podrán matricularse en los mismos, en los centros que autorice la Consejería, las personas adultas que no acrediten los requisitos de acceso, conforme a lo dispuesto en el artículo 34 del Real Decreto 1538/2006. No obstante, para la obtención del título será necesario acreditar los requisitos de acceso”.

DECROLY está realizando un importante esfuerzo de difusión de la normativa legal en materia de acceso a los estudios de formación profesional. Al mismo tiempo, desde nuestro departamento de relaciones con las empresas, apoyado por los tutores de FCT y el Equipo directivo, estamos prestando un importante servicio de información y orientación, tanto a empresarios como a personas adultas, bien en activo, bien en situación transitoria de desempleo. Les ofrecemos las vacantes de nuestro centro, obviamente, pero no ahorramos esfuerzos en presentar, además, el conjunto de la oferta educativa de Cantabria, en materia de formación profesional, en todos sus variantes, fruto de los regímenes y modalidades establecidos por la Consejería de Educación de Cantabria.

DECROLY contribuye al desarrollo de la formación profesional ofreciendo todas sus posibles vacantes a las empresas y sus trabajadores. Porque, parafraseando al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama: Sí, podemos.

EL FUTURO SE ENCUENTRA EN UNA FORMACIÓN PROFESIONAL RENOVADA
6 de septiembre de 2010

Esta aseveración puede calificarse de recurrente. Desde todas las esferas políticas, económicas, sociales y educativas de instituciones de la Unión Europea y de España, la formación profesional ha centrado el foco de atención, especialmente, desde que se iniciara este siglo XXI.

Desde las máximas instancias de la Unión, la Comisión Europea presentó el pasado mes de junio su plan “Europa 2020”. Este plan aspira a sensibilizar a la ciudadanía y atraer más estudiantes al sistema de formación profesional. Otra manifestación, formulada por la Comisión, hace referencia a la necesidad de mejorar la calidad de la oferta formativa en todos sus regímenes y modalidades. La propuesta presentada se debate ya en toda Europa por los agentes económicos y sociales, además de los respectivos gobiernos estatales y autonómicos. El objetivo prioritario del plan consiste en establecer una agenda unitaria para los próximos diez años, así como ampliar y actualizar la formación profesional.

Europa 2020 se convierte, de esta manera, en un referente para la nueva estrategia europea de crecimiento económico y empleo durante la próxima década. Uno de los objetivos principales de “Europa 2020” consiste en elevar los niveles educativos con el fin de satisfacer la demanda de nuevas capacitaciones más especializadas. Es obvio y no requiere, en mi opinión, debate alguno, que el mercado laboral europeo y, por ende, el español, está cambiando a un ritmo jamás conocido. Es preciso adaptarse, cuanto antes, a las exigencias de una evidente globalización y a los avances y desarrollo tecnológico, entre otros. El mercado, no obstante, se ralentiza o experimenta dificultades para sostener ese ritmo a causa, en un alto grado, de la falta de preparación y cualificación de muchos trabajadores.

Es importante comprender que, hoy en día, los puestos de trabajo más básicos exigen unos conocimientos técnicos considerables. Es conveniente recordar que, en España, existen más de once millones de trabajadores sin una cualificación acreditada. En Europa, por otro lado, existe una situación similar en la que un tercio de la población en edad de trabajar- aquellos comprendidos en una horquilla entre 24 y 64 años- carece de cualificación o, en su caso, posee una titulación de nivel 1. En este sentido, los europeos nos encontramos en unas circunstancias desfavorables si nos comparamos con otras regiones del mundo como EEUU, Canadá, Japón o Corea del Sur.

Los empresarios europeos y españoles –por supuesto los cántabros, también- se han quejado durante años del escaso número de trabajadores cualificados. El desempleo ha aumentado hasta límites, casi insostenibles, como consecuencia de la recesión y de la crisis. Sin embargo, esa crisis económica demanda mano de obra cualificada que el sistema no ha sido capaz de proporcionar. Por otro lado, existe una evidente presión sobre los trabajadores para que aumenten su productividad, en parte justificada por el creciente número de jubilados, cuyos puestos nos han sido repuestos.

La Comisaria de Educación, Androulla Vassiliou, ha hecho públicas unas manifestaciones en la que exhorta a los europeos a transformar la imagen de la formación profesional, para adaptarla a la realidad que nos toca vivir. El plan describe varios procedimientos para garantizar el aprendizaje a ciudadanos de todas las edades y facilitar las estancias de prácticas en otros países en el marco de la formación profesional. Propone, asimismo, medidas para fomentar la creatividad y el espíritu emprendedor, paliar el abandono escolar y ayudar a los desempleados, los inmigrantes y las personas con discapacidad.

En España y en Cantabria se implanta con celeridad un nuevo sistema renovado de formación profesional, derivado de los mandatos de la LOE. El alumno se ha convertido en el actor principal del sistema. Se antepone el aprendizaje a la enseñanza y la preparación técnica y la experiencia práctica a los conocimientos teóricos. La formación profesional ha ganado espacio a las opciones universitarias. Ahora, la formación profesional es una opción de primera que proporciona el desarrollo personal y profesional adecuado para afrontar el reto y demandas de la sociedad actual y futura en materia de empleo cualificado. 

EL TÉCNICO SUPERIOR DEBE ACCEDER A 3ER CURSO DE GRADO UNIVERSITARIO
3 de septiembre de 2010

Es preciso abrir un debate en torno a las equivalencias, convalidaciones y pasarelas entre los programas de las titulaciones de Educación Superior, ya sean de Grado universitario, ya de otros estudios regulados en el artículo 3.5 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (LOE), en concreto, a las correspondientes a los títulos de Técnico Superior.

En consecuencia con lo anteriormente manifestado, es necesario revisar, específicamente, la normativa que reglamenta el acceso a la universidad de los estudiantes que posean un título de Técnico Superior o cualquier otro de Educación Superior. El Real Decreto 1892/2008, de 14 de noviembre, por el que se regulan las condiciones para el acceso a las enseñanzas universitarias oficiales de grado y los procedimientos de admisión a las universidades públicas españolas y el Real Decreto 558/2010, de 7 de mayo, por el que se modifica el anterior, no entran en el fondo de la cuestión. Si alguien piensa en contrario, admitirá que los titulados superiores no universitarios se encuentran en una flagrante discriminación, en mi opinión. Por ello no me duelen prendas en manifestar que esa reciente normativa es, bajo mi punto de vista, inaceptable. ¡No se puede igualar lo que es desigual! Por tanto, debemos trabajar para que el ejecutivo la modifique inmediatamente.

Vaya por delante que mis reflexiones pueden dar la impresión de que estoy arrimando el ascua a mi sardina. ¡Nada más lejos de mi intención! Sin embargo, voy a procurar demostrar que mis razonamientos conllevan una importante carga de sentido común. Procuraré, con sólidos argumentos, presentar unos datos para que, más bien pronto que tarde, la administración educativa afronte una salida coherente para corregir este entuerto y, con ello, mejore el estatus a este colectivo de titulados de Educación Superior no universitaria, en relación con las equivalencias, convalidaciones de créditos ECTS, y pasarelas entre los programas de Técnico Superior y sus homónimos universitarios. Ello contribuirá a elevar su autoestima y a prestigiar el sistema de Educación Superior no universitaria.

Hagamos un recorrido normativo. El Real Decreto 1125/2003, de 5 de septiembre, establece el sistema europeo de créditos y el sistema de calificaciones en las titulaciones universitarias de carácter oficial y validez en todo el territorio nacional español. Allí se cita, en la introducción al texto legal, que una de las medidas encaminadas a la construcción del Espacio Europeo de Educación Superior se encuentra en el establecimiento del Sistema Europeo de Transferencia de Créditos (ECTS), en las titulaciones oficiales de Grado y de Posgrado.

En España, actualmente, una vez publicada Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, los créditos ECTS se asignan, tanto a las materias de los distintos programas universitarios de Grado y Postgrado como a los módulos de los ciclos formativos de Grado Superior (CFGS). Lógicamente, en la fecha de publicación del Real Decreto 1125/2003, la Educación Superior estaba limitada a las enseñanzas universitarias. A fecha de hoy, el Sistema Europeo de Transferencia de Créditos (ECTS) se extiende a todos los estudios de Educación Superior.

Sería conveniente una actualización del precitado Real Decreto 1125/2003, en este sentido, para que se adecúe a la normativa ya existente en los Real Decreto que regulan los títulos de Técnico Superior. El Suplemento Europass al Diploma de cada uno de los títulos de Técnico Superior proporciona, a mayor abundamiento, los datos referidos a horas y créditos ECTS.

¿Qué es un crédito ECTS? El crédito europeo es la unidad de medida, admitida en toda Europa, del haber académico que representa la cantidad de trabajo del estudiante para cumplir los objetivos del programa de estudios. Todas las materias que integran los planes de estudios de las diversas enseñanzas universitarias de Grado tienen asignado un número determinado de créditos ECTS. Exactamente igual ocurre con los módulos de los títulos de Técnico Superior. Su obtención, en ambos casos, queda supeditada a la superación de cada una de dichas materias o módulos.

El número total de créditos establecido en los planes de estudios de Grado para cada curso académico es de 60. Asimismo, el número mínimo de horas, por crédito ECTS, es de 25, y el número máximo, de 30. En el caso de los estudios de Técnico Superior, los créditos quedan asignados, para cada uno de los módulos profesionales, en el Real Decreto de cada Título, lo mismo que el número de horas lectivas o “de clase”.

Los resultados obtenidos por el alumno, en cada una de las materias del plan de estudios, se califican en función de una escala numérica de 0 a 10, con expresión de un decimal, a la que podrá añadirse su correspondiente calificación cualitativa.

En el sistema actual, el crédito representa el número de horas de clase que un profesor imparte. En concreto, un crédito actual corresponde a 10 horas lectivas (o 10 horas “de clase”). El crédito europeo ECTS, sin embargo, mide el volumen o carga total del trabajo de aprendizaje del estudiante para alcanzar los objetivos previstos en el Plan de Estudios, y se corresponde con una carga de trabajo del estudiante de 25 a 30 horas.

A mayor abundamiento, es la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (LOE), en su artículo 3.5, la que nos aporta luz añadida a favor de mis argumentos, cuando dice: “La enseñanza universitaria, las enseñanzas artísticas superiores, la formación profesional de grado superior, las enseñanzas profesionales de artes plásticas y diseño de grado superior y las enseñanzas deportivas de grado superior constituyen la educación superior”. Esto quiere decir que, a partir de la entrada en vigor de la Ley deberán tenerse en cuenta esos estudios, además de los universitarios, a la hora de considerar su estatus e interrelaciones, en el ámbito de la Educación Superior en España.

El Sistema Europeo de Transferencia de Créditos (ECTS) se encuentra ya implantado en España, tanto en los estudios de Grado como en los nuevos títulos de formación profesional renovada, de Técnico Superior, al amparo de la LOE. También, una gran mayoría de los Estados miembros y asociados a la Unión Europea han hecho “los deberes”, en este sentido. El crédito europeo ECTS constituye un punto de referencia básico para lograr la transparencia y armonización de las enseñanzas de Educación Superior en Europa. La adopción de este sistema en España constituye una reformulación conceptual de la organización del currículo de la educación superior, mediante su adaptación a los nuevos modelos de formación centrados en el trabajo del estudiante.

El nuevo modelo educativo descrito ha de orientar, además, ¿Cómo no? las programaciones y las metodologías docentes. Definitivamente, todo gira en torno al aprendizaje de los estudiantes. Ello exige una reflexión inaplazable por parte del colectivo de profesionales docentes quienes deberán realizar un esfuerzo de adaptación a los nuevos tiempos, sin excusa alguna. En este sentido, la evaluación del sistema, que comprende asimismo, la evaluación del profesorado y su práctica docente diaria, es una herramienta imprescindible para estimular la calidad y el principio de mejora continua del sistema de Educación Superior.

El sistema europeo de transferencia y acumulación de créditos ofrece, asimismo, los instrumentos necesarios para:

  • comprender y comparar fácilmente los distintos sistemas educativos;
  • facilitar el reconocimiento de las cualificaciones profesionales y la movilidad nacional e internacional, con reconocimiento completo de los estudios cursados;
  • incrementar la colaboración entre universidades y la convergencia de las estructuras educativas;
  • fomentar el aprendizaje en cualquier momento de la vida y en cualquier país de la Unión Europea.

A la vista de lo anteriormente expuesto se me ocurren algunas reflexiones:

  1. Este Real Decreto 1125/2003, en la fecha de su publicación, menciona a las enseñanzas universitarias exclusivamente. No puede referirse a otras enseñanzas de Educación Superior, puesto que no estaban reguladas en esa fecha.
  2. La Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación(LOE) establece un nuevo marco de la Educación Superioren España al incluir otras enseñanzas en ese nivel educativo, como ya he manifestado, entre las que se encuentran las conducentes al título de Técnico Superior.
  3. Para la construcción de un Espacio Europeo de Educación Superior (se refiere a los estudios universitarios y otros de Educación Superior existentes en cada uno de los países de la Unión Europea), se establece el Sistema Europeo de Transferencia de Créditos (ECTS) que, en la fecha de publicación del Real Decreto 1125/2003alude exclusivamente, como no puede ser de otra manera, a los estudios universitarios.
  4. Todos los alumnos y profesores de Educación Superior –Universitarios y los afectados por el artículo 5 de la LOE-, se encuentran incluidos en el Programa de Aprendizaje Permanente (PAP) 2007 -2013, subprograma ERASMUS, que regula la movilidad para cursar e impartir estudios y realizar prácticas, en su caso, en el ámbito de la Educación Superior Europa.
  5. Los nuevos Ciclos Formativos de Grado Superior(CFGS), renovados en virtud de lo establecido en la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (LOE), incorporan el Suplemento Europass al Diploma deTécnico Superior de Formación Profesional. Este documento asigna los créditos ECTS a todos los módulos de cada CFGS.

De entre todas las cuestiones que incluye el Suplemento Europass al Diploma de Técnico Superior de Formación Profesional, y como ya he publicado anteriormente, me interesa subrayar lo siguiente:

  • Todos los títulos de Técnico Superior, en España, pertenecen al nivel de Educación Superior no universitaria. En el resto del mundo, estos títulos de Técnico Superior se corresponden con el nivel 5b de la Clasificación Internacional Normalizada de la Educación (CINE 5b)
  • El Suplemento de cada título incorpora una tabla con los módulos regulados en cada caso. Las enseñanzas mínimas reflejadas en los módulos de esas tablas corresponden al 55% del total y tienen carácter oficial, con validez en todo el Estado español. El 45% restante es competencia de la cada Comunidad Autónoma y se puede reflejar en un anexo al Suplemento.
  • Con respecto a los créditos ECTS es importante señalar que, en la mayor parte de los títulos de Técnico Superior, los módulos profesionales suman un total de 120 créditos ECTS.

En base a todo lo anterior, ya tenemos todos los ingredientes del “menú” para defender que un Técnico Superior pueda finalizar sus estudios universitarios de Grado en UN año, en aquellas titulaciones de 180 créditos:

  1. Los estudios universitarios de Grado tienen asignado para cada curso 60 ECTS.
  2. Ello quiere decir que las carreras de universitarias de Grado, con una duración de TRES años, suman un total de 180 créditos.
  3. Las carreras de universitarias de Grado de CUATRO años suman, por tanto 240 créditos
  4. Los estudios de Técnico Superior tienen asignados 120 créditos

Consecuentemente, los poseedores de un título de Técnico Superior necesitan 60 créditos para alcanzar los 180 exigibles a los estudios de Grado de TRES años y 120 créditos para obtener los 240 de los estudios de Grado de CUATRO Años. Es decir, siguiendo criterios similares a los aplicados en estudios universitarios, podrían realizar esos estudios en UN año, para las carreras universitarias de Grado, de TRES años de duración.

Si volvemos ahora al titular de este artículo, yo me apunto a la defensa de esa afirmación. La respuesta debe darla el Ministerio de Educación. Ello puede hacerlo con la publicación en el BOE de un Real Decreto que regule la transferencia de créditos de materias y módulos, entre si, en programas de Educación Superior, incluidos los universitarios de Grado.

Finalmente, otra contundente afirmación: si los módulos o materias se expresan por medio de créditos ECTS deberemos alumnos y profesores reflexionar seriamente en lo que ello representa. Recuerdo que un crédito de 10 horas lectivas, o de clase, equivale a 25 horas de trabajo del alumno. ¿Echamos cuentas? Pensemos en un título concreto: Técnico Superior en Administración de Sistemas Informáticos en Red, por ejemplo.

Para las enseñanzas mínimas del título, 1100 horas, 55% del total, con carácter oficial y con validez en todo el territorio nacional, el Real Decreto que lo regula le asigna 120 créditos ECTS. La comunidad autónoma añade un 45% de horas para incorporar el legalmente establecido currículo autonómico. Si bien, esas horas no incrementas créditos. Por tanto, el estudiante debe dedicar entre 25-30 horas por crédito. Es decir, ¡¡¡entre 3000 y 3600 horas!!! Si, si. Ya sé que aquí están incluidos 22 créditos ECTS, correspondientes a las 220 horas de Formación en Centros de Trabajo. ¡Vale! Restamos 550 horas, sobre la base de 25 horas/crédito ó 660 horas, sobre la base de 30 horas/crédito ECTS. En fin, una dedicación de 2450 a 3340 horas dedicadas a la asistencia habitual a clase, estudio individual, trabajos, proyectos, tutorías, etc., además de hacer la FCT correspondiente.

En fin, ¡soy de letras! Haz tú el cálculo, por si acaso me he equivocado, y vete pensando en un plan de trabajo diario.

¿Quién ha dicho que la vida del estudiante sea fácil?

SUPLEMENTO EUROPASS AL DIPLOMA DE TÉCNICO SUPERIOR DE FORMACIÓN PROFESIONAL
13 de agosto de 2010

El Europass “es un documento informativo y personalizado adjunto al Título de Técnico Superior de Formación Profesional, que tiene por objeto describir la naturaleza, el nivel, el contexto, el contenido y la normativa de los estudios realizados por el titular. Además amplía información sobre los resultados obtenidos por cada titular y sobre el sistema nacional de enseñanza superior”.

El suplemento Europass al Diploma de Técnico de Educación Superior incluye las siguientes cuestiones:

  1. Denominación del título, en lengua española
  2. La Competencia General adquirida en el título y su concreción en resultados de aprendizaje (RA) por cada uno de los Módulos Profesionales (MP) que lo componen.
  3. Empleos que se pueden desempeñar
  4. Organismo que expide el título en nombre del Rey
  5. Duración oficial
  6. Nivel nacional e internacional
  7. Requisitos de acceso
  8. Acceso al nivel siguiente de enseñanza o formación
  9. Normativa por la que se establece el título
  10. Módulos profesionales regulados por el Real Decreto del Título con sus correspondientes horas mínimas y créditos ECTS

De los aspectos anteriormente citados me voy a detener en algunos por su relevancia e interés:

  • En el punto 6, todos los títulos de Técnico Superior, en España, pertenecen al nivel de educación superior no universitaria. En el resto del mundo, estos títulos de Técnico Superior se corresponden con el nivel 5b de la Clasificación Internacional Normalizada de la Educación (CINE 5b)
  • En el punto 10, el Suplemento de cada título incorpora una tabla con los módulos regulados en cada caso. Las enseñanzas mínimas reflejadas en los módulos de esas tablas corresponden al 55% del total y tienen carácter oficial, con validez en todo el Estado español. El 45% restante es competencia de la cada Comunidad Autónoma y se puede reflejar en un anexo al Suplemento.
  • El punto 10 hace alusión a los créditos ECTS. Es importante señalar que en la mayor parte de los títulos de Técnico Superior los módulos profesionales suman un total de 120 créditos ECTS.

Veamos con carácter general el catálogo con los Suplementos Europass genéricos para cada uno de los Títulos de Técnico y Técnico Superior de Formación Profesional publicados en esta Web del Ministerio de Educación. Más específicamente, incluyo sendos enlaces a los Suplementos Europass correspondientes a los títulos LOE ya publicados y que serán operativos en DECROLY el próximo setiembre, con efectos del curso 2010-2011: Técnico Superior en Guía, Información y Asistencia Turísticas (GIAT) y Técnico Superior en Administrador de Sistemas Informáticos en Red.

No quiero finalizar este escrito sin hacer algunas reflexiones relacionadas con los Títulos de Técnico Superior de formación profesional, en el contexto de las diferentes clasificaciones: Catálogo Nacional de las Cualificaciones; European Qualifications Framework (EQF) y Clasificación Internacional Normalizada de la Educación (CINE). Pero ante todo, recuerdo a todos los lectores de este artículo que los títulos de Técnico Superior de formación profesional forman parte de la Educación superior en España. Así lo estableció el art. 3.5 de la LOE. Esa realidad ha supuesto un cambio sustancial en el prestigio de este nivel educativo.

Y para finalizar, volviendo a las distintas clasificaciones, merece la pena estudiarlas y compararlas, en un próximo artículo, para conocer mejor el estatus de este nivel educativo, en España y allende sus fronteras.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: