Alumnos de FP Básica de Decroly visitan la cueva “El Pendo”

Alumnos de Formación Profesional Básica de Decroly visitaron la cueva “El Pendo” el miércoles 18 de marzo, aprovechando las jornadas de puertas abiertas que organiza el Gobierno de Cantabria en la red de Cuevas y Centros de Interpretación para los meses de febrero, marzo, noviembre y diciembre

 

17 alumnos procedentes de “Servicios Administrativos”, “Informática de Oficina” e “Informática y Comunicaciones”, los tres cursos de Formación Profesional Básicafjmzz1 que imparte el centro Decroly de Santander este curso 2014-2015, se desplazaron en un autobús contratado a tal efecto con la empresa Alsa el miércoles a las 9,30 de la mañana.

Desde “El Alto del Churi”, el punto más próximo a la cueva “El Pendo” a donde puede acercarse el autocar, hasta la entrada de la ruta hay un paseo de unos diez minutos que los alumnos recorrieron a pie disfrutando del paisaje acompañados de tres de sus profesoras: Merche Castanedo, tutora de Servicios Administrativos y Secretaria del Centro; Blanca Díaz, profesora del módulo de Comunicación y Sociedad de los tres grupos y Laura Piney, tutora de Informática de Oficina.

Además, aprovechando que el buen tiempo les acompañaba, disfrutaron de un agradable rato de ocio mientras esperaban la entrada a la visita guiada, que tenían contratada para las 10,40 de la mañana. Estos momentos de esparcimiento en los que los escolares interactúan entre ellos y con el entorno, compartiendo experiencias también con sus profesores, son valorados muy positivamente siempre por Decroly, que se esfuerza por propiciar este tipo de situaciones.

 1 Pendo 1

La cueva “El Pendo”, en Escobedo de Camargo, posee un gran yacimiento arqueológico que abarca desde el Paleolítico Medio (84.000 años de antigüedad) hasta la Edad Media. Las pinturas rupestres poseen una antigüedad estimada de unos 20.000 años (Solutrense antiguo), y los grabados proceden del Magdaleniense Inferior (entre 16.500 y 14.000 años).

La cavidad tiene una boca amplia y un vestíbulo de grandes dimensiones. Fue excavada en 1878 por Marcelino Sanz de Sautuola y ha sido objeto de numerosas exploraciones arqueológicas hasta que en 1997 fueron descubiertas sus valiosas pinturas rupestres.

En el interior de la cavidad, los alumnos, acompañados de su guía, Mercedes, 2 Pendo 2observaron las pinturas ubicadas en el gran panel de 25 metros de largo. Ella intentó que los alumnos se imaginasen cómo nuestros antecesores habían colocado sus obras en un sitio preferente del salón, dónde podían ser observadas desde la entrada de la cueva. Habló de técnicas de pintura y ayudó a los chicos a intuir las formas que se vislumbraban detrás de los grabados y los trazos.

En palabras de los alumnos, la visita fue muy interesante. Tanto que se quedaron con ganas de ver más partes de la cueva o de pasar más tiempo dentro de ella, pues el tiempo de la visita guiada –unos 45 minutos- se les pasó volando. Quizás esto haya motivado que alguno se anime a practicar espeleología en un futuro. ¿Quién sabe? Además, el entorno, hasta entonces desconocido para ellos, resultó tan atractivo que les hubiera gustado poder disfrutar más tiempo de él y realizar alguna actividad más al aire libre, lo cual motivó sugerencias de próximas salidas pedagógicas para sus profesoras.

Son muchos los motivos por lo que es necesario organizar este tipo de actividades con los alumnos y, en especial, con los de Formación Profesional Básica. Según comentan las profesoras acompañantes, es muy importante estrechar lazos entre los chicos y entre estos y sus docentes, quienes intentan siempre tener una relación cercana y de confianza. Además, es fundamental estimular su curiosidad e interés por conocer recursos de su entorno.

 3 Pendo 6

La actividad, aunque fue propuesta por el equipo de tutores, fue organizada en conjunto con los alumnos que se implicaron para organizar detalles de transporte y se informaron previamente de las características arqueológicas y pictóricas de la cueva “El Pendo” por las que fue declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO en 2008.

No hay que olvidar que pasar una jornada fuera del espacio habitual de aprendizaje, el aula, constituye una motivación e incentivo para ellos y tampoco hay que dejar de destacar la labor de los padres y familias que trabajan con el centro para que los alumnos se sientan motivados para participar en todas las actividades de este tipo que se organizan.

Publicado en  Educantabria ayer, lunes 23 de marzo de 2015

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: