Archivos diarios: noviembre 4, 2011

Mi crónica

Papa, ¡qué “pesao” eres! Así me espeta mi hijo Nikita cuando le menciono algunas de sus “obligaciones” cotidianas que, con frecuencia, aparca en el rincón de los olvidos