Ortografía de la lengua española, un libro de referencia

Durante las pasadas navidades he tenido la ocasión de comprar y leer el libro “Ortografía de la lengua española”. La obra contiene las definitivas normas y recomendaciones ortográficas aprobadas por la Asociación de Academias de la Lengua Española, en su reunión plenaria del pasado 28 de noviembre en la ciudad mejicana de Guadalajara.

 

Este artículo pretende, exclusivamente, contribuir a la difusión de las nuevas disposiciones reguladas que, por vez primera, asumen la totalidad de las 22 academias. De esta manera, se ha garantizado el carácter panhispánico de la1-fjm3 Ortografía de la lengua española ahora publicada.

  

El libro Ortografía de la lengua española recoge, además, un importante número de recomendaciones fruto del consenso –yo lo calificaría más objetivamente del disenso- que han sorprendido a propios y extraños, creando un importante grado de confusión en los hispanoparlantes. Por ello, desde el punto de vista de mi condición de dirigente de este centro educativo, hago una llamada a todos sus profesionales docentes y no docentes –sin distinción de cualquier tipo de condición académica y/o profesional- para que adquieran conciencia de lo que esta nueva Ortografía de la lengua española representa.

  

32Durante este primer trimestre del año, impulsaré, desde el equipo directivo, jornadas, talleres y seminarios de concienciación y de formación –si fuera preciso- para contribuir a la asimilación de la nueva Ortografía por los profesionales y su traslado al colectivo de alumnos de todos los niveles educativos, en cada una de nuestras actuaciones pedagógicas.

  

En el índice de contenidos del libro podemos apreciar una introducción, con tres apartados; una primera parte, con cinco capítulos; una segunda parte, con tres capítulos y tres apéndices.

  

Introducción:

I. La representación gráfica del lenguaje

II. La ortografía

III. La ortografía del español

Primera parte:

I. La representación gráfica de los fonemas: el uso de las letras o grafemas

II. La representación gráfica del acento: el uso de la tilde

III. El uso de los signos ortográficos

IV. El uso de las letras mayúsculas y minúsculas

V. La representación gráfica de las unidades léxicas

Segunda parte:

I. La ortografía de las expresiones procedentes de otras lenguas

II. La ortografía de los nombres propios

III. La ortografía de las expresiones numéricas

Apéndices:

I. Lista de abreviaturas

II. Lista de símbolos alfabetizables

III. Lista de países y capitales, con sus gentilicios

  

Con estas líneas me permito solicitar ayuda y cooperación, a mis colaboradores más directamente implicados en el tratamiento pedagógico de la adquisición de la competencia comunicativa del alumnado, para elaborar unas41 ¿fichas?, sencillas, claras, de cada uno de los apartados de la obra, antes citados. Una vez confeccionadas y publicadas esas ¿fichas? en este medio, procederíamos a la explotación didáctica en el aula, con cada grupo de alumnos, para favorecer la comprensión y posterior aplicación de la Ortografía de la lengua española en cada documento escrito que cada cual elabore.

  

A continuación, haciéndome eco de lo publicado en los más variados y plurales medios de comunicación españoles destaco, a título de ejemplo, algunas de las normas y recomendaciones aprobadas por la Asociación de Academias de la Lengua Española, recogidas en este libro.

  

La tilde en los monosílabos ha sido uno de los apartados que más polémica ha suscitado. Hasta ahora, la Real Academia Española (RAE) permitía la escritura con tilde en alguno de ellos. A partir de ahora deberán 51obligatoriamente desprenderse de ella. Guión, huí, Sión, truhán o fié son palabras que, salvo para que sirvan como ejemplo de las modificaciones, deberán escribirse siempre sin tilde.

 

La nueva Ortografía ha prestado mucha atención a la comunicación escrita en los nuevos medios de comunicación representados por las redes sociales, los teléfonos móviles, los chats y sistemas de mensajería. La nueva Ortografía salva la brecha digital permitiendo ciertas licencias, como las abreviaciones, o prescindir de las mayúsculas en los sms, consciente de que la rapidez y la economía son factores determinantes en la comunicación digital. Sin embargo, en el uso del correo electrónico se deben “aplicar con rigor las normas ortográficas”.

 

 Una polémica extraordinaria ha generado el uso de mayúsculas y minúsculas a la que la nueva Ortografía dedica casi 80 páginas. No se podrán escribir con mayúscula inicial las fórmulas de tratamiento y los sustantivos que6 designan cargos y títulos nobiliarios, dignidades y cargos (ya sean civiles, militares, religiosos, públicos o privados), por lo que habrá que poner sencillamente majestad, el rey o el papa.

 

También hay que evitar la mayúscula inicial en don, doña, fray, santo, excelencia, señoría o vuestra merced, aunque se admite en los tratamientos protocolarios de las más altas dignidades (su santidad, su majestad, su excelencia), pero sólo cuando no van seguidos del nombre propio: “La recepción a Su Santidad será en el palacio arzobispal”. Pero “es obligada la minúscula” en “Esperamos la visita de su santidad Benedicto XVI”.

 

Sin embargo, los personajes de ficción irán siempre con mayúscula (Aureliano Buendía, Juanita la Larga, Harry Potter, Mafalda) y también lo harán aquellos formados por nombres comunes: Caperucita Roja, el Gato con Botas, la Ratita Presumida.

  

Los extranjerismos han sido tratados, igualmente, en la nueva Ortografía de la lengua española. La normativa señala que todas las palabras procedentes de otras lenguas se adaptarán modificando su grafía originaria y

Tracy Muñiz Ryan

Tracy Muñiz Ryan

prescindiendo de las letras que no tienen reflejo en esa pronunciación. Así, ahora se escribirá yudo, pirsin, cáterin, sexi o mánayer. Lo mismo vale para los nombres propios, como por ejemplo Chaikovski en lugar de Tchaikovski.

 

Aquí me detengo un instante y presumo el conflicto familiar que se me presenta. A día de hoy, el nombre completo de mi hija es Tracy Muñiz Ryan. Siguiendo la normativa citada, a partir de ahora, ¿deberemos escribir su nombre Treisi Muñiz Raian? ¡Me temo que mi hija no lo aceptará!
El prefijo ex queda homologado al resto de los prefijos. Así, ex se escribirá unido a la base a la que acompañe cuando ésta sea una palabra simple (expresidente, exmarido, exjugador…) aunque separado cuando la expresión esté constituida por varias palabras (ex alto cargo, ex capitán general, ex presidente de la Diputación).

Una controversia de primer nivel en el seno de la Asociación de Academias de la Lengua Española, según hemos conocido por una inoportuna filtración, hace alusión a la denominación de ye a la i griega, al referirnos a la y o a la v como uve, be baja o be corta, como es llamada en muchos países de la América hispana. Finalmente se optó por admitir una u otra denominación. Las letras cambian y el abecedario mengua. Desaparecen del alfabeto (cuyas letras son oficialmente 27) la Ch y la Ll, que desde 1999 no eran consideradas por la RAE como letras en sí, sino como signos ortográficos compuestos por dos letras. Asimismo, varió el uso de “q” a partir de la castellanización de algunas palabras, tal es el caso de “quórum” que desde ahora debe escribirse “cuórum”, y el del país “Qatar”, que se escribirá “Catar”.

La nueva Ortografía contiene también un amplio listado de expresiones que, con frecuencia, se escriben de distinta forma. La norma recién aprobada aconseja con claridad cuál es el uso más conveniente. Así, es mejor decir9 a cal y canto que a calicanto; a machamartillo es preferible que a macha martillo; a tocateja y no a toca teja; aprisa es mejor que a prisa; contrarreloj y no contra reloj. Finalmente, lo correcto es escribir Nochebuena y Nochevieja, al referirnos a esos días navideños.

 

Permitidme reiterar, para finalizar este escrito, que la nueva Ortografía panhispánica de la lengua española aprobada por la Asociación de Academias de la Lengua, es una garantía para la unidad del español. Sin embargo, la obra admite que el uso es el verdadero estabilizador de una denominación. Las 22 academias proponen pero los hablantes disponen. Como escribiera Javier González Marcos en su reportaje en el diario en El País, el domingo 2 de enero, Güisqui no gustó, ¿gustará pirsin?, usted elige entre, por ejemplo, “un friki con pirsin dentro de un yacusi escucha yas y bebe güisqui, o bien, un freaky dentro de un jacuzzi escucha jazz y bebe whisky”.

  

Esta flexibilidad reguladora genera controversia y confusión, pero otorga la decisión última a los usuarios. Por ello, tendremos que acostumbrarnos a aceptar opciones diversas, todas ellas correctas.

5 comentarios

  1. Yo creo que hay algunas cosas que no las tenian que haber quitado, yo por ejemplo seguir acetuando muchas de las palabras que ahora puedes no acentuar , porque ya que me han echo aprenderlas como se escriben lo voy a seguir escribiendo , también seguire escribiendo muchas de las palabras ingles tales y como son como puede ser router hub etc, lo que no me parece logico es que ahora los titulos o cargos nobliriarios los tenga que escribir con miniscula , cuanod me han enseñado que los tengo que escribir la con mayuscula.
    En mi opinion no han mejorado mucho la ortografia , es yo creo que lo han empeorado en algunos aspectos

    Me gusta

  2. Sólo (o solo…) quiero mostrar mi total desacuerdo a estas “nuevas” normas y recomendaciones…. de momento seguiré escribiendo mal o bien, mejor o peor, pero como siempre lo he hecho. Con las normas que aprendí en el colegio y que gracias a ellas me han permitido llegar hasta donde estoy ahora!

    Me gusta

  3. A mi me parece una bastada que por una de esas nuevas normas haya que escribir palabras como esa frase… “un friki con pirsin dentro de un yacusi escucha yas y bebe güisqui” es que hace daño hasta a la vista!

    Me gusta

  4. Hace tiempo leí un artículo en la sección de “Tribulaciones del Oso Yogui” y me pareció tan curioso que lo guardé y decía así:
    Kontra la ortografía
    Una Komision Panamerikana de la lengua Española, ultima en San Miyan de la Kogoya, los detayes de la enesima edizion de nuestra aborrezida Ortografia, cuya propuesta mas yamatiba es la de rebajar en rango a la ll i la ch ke pasaran de ser nobles letras a simples digrafos reduziendo en dos el numero de estas en nuestro alfabeto de 29 a 27 reforma ke se akomete, en palabras del aktual Direktor de la RAE, Garzía de la Konha, para la konfluenzia de la lengua española kon las pautas ke rijen el alfabeto internazional.
    Pero, aprobehando ke los akademicos andan fatigados en estas komponendas en la kuna del kasteyano, no kisiera desperdiziar la okasion de refreskarles la memoria de ke la intenzion kon la ke iniziaron su andadura en el asunto ke nos okupa, kual es, el de la Ortografia, fue la de ke la ekspresion eskrita koinzidiera lo mas posible kon la ekspresion hablada i ke el idioma tendiera en lo posible al ideal de, a kada grafema un fonema i a kada fonema un grafema, o para entendernos todos, ke a todo sonido le korresponda una letra i a toda letra un sonido. Tanto es así ke en su primera edizion de Ortographía de 1.741 el título se escribia kon ph pero ya en su segunda edizion publikada solo once años despues, ya benía kon f. I es ke kuando akeyo, pese a su rango Real, la korona no se le abia subido a la kabeza, komo okurriria a partir de Isabel II.
    Si asta entonzes, la Akademia daba consejos i emitia rekomendaziones ke el pueblo abrazaba de inmediato por konprender kon luz natural el beneficio ke para la ekspresion de sus pensamientos, emoziones, deseos, i kuanto tubieran a bien dezir, a partir de entonzes, se konbirtieron en mandatos, ordenes i leyes, kuyo karakter koerzitibo e inperatibo a parte de su oscuridad, espantaron a la mayoria, no sin antes azerles sufrir en la eskuela la estupidez de su aprendizaje, pues kiero ke todo el mundo sepa, ke si algunos de nosotros kometemos faltas de Ortografía, la kulpa en modo alguna es nuestra, el pueblo ablante i eskribiente al ke pertenezco, sino de la propia Ortografia i de los ortografilos ke kon saña se regodean en la difikultad, justifikando la misma komo rikeza del lenguaje. Algo parezido a lo ke le okurriera a las enseñanzas de Nuestro kerido Jesus de Nazaret kuyo mensaje multiple i variado segun fuera la Tradizion ke rekojiera su sabiduria, pronto se bio trunkada en Nizea por la Ortodoksia ke fue la mayor fuente de erejes. Asi, faltas de ortografia y erejias relijiosas, tienen su orijen en la soberbia de kienes desean tener en sus riendas, de un lado las ideas i de otro la ekspresion de las mismas, pues no son pokos los ke por no yebar la kontraria se kayan i muhos mas kienes no abren la boca por berguenza de no saberse ekspresar bien, aktitudes sufizientemente interiorizadas en la eskuela desde pekeños. Maldita la Ortografia! i Malditos kienes la sustentan! Parafraseando a Julio Angita cuando se pronuncio asi kontra la gerra tras la muerte en Irak de su ijo, pues no por inkruenta, la bataya mental ke se libra en este kanpo, es menos desprezible.
    ¿Qué os ha parecido? ¿ No os suena orrible?

    Me gusta

  5. Pues, sí. Francamente, Marta, me has dejado ¡knock out!

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: