Marcar la diferencia en la cultura corporativa de Decroly

Uno de los objetivos de Decroly, plasmado en su ideario y proyecto educativo, consiste en impulsar, en todos los ámbitos de la comunidad educativa, actitudes innovadoras y creativas. En definitiva, marcar la diferencia.

 

Impregnando todas sus actuaciones de esta cultura corporativa el profesorado, por ejemplo, lidera un motivador1-fjm4 proceso de cambio educativo que conlleva, implícitamente, a oportunidades de sus alumnos en el mercado de trabajo. Ante ese desafío, los profesionales docentes de Decroly aportan su acreditado talento para mejorar los procesos formativos de nuestros alumnos. La realidad descrita conduce al alumnado hacia una verdadera transferencia del aprendizaje -traducido en competencias personales, sociales y profesionales- al futuro puesto de trabajo.

 

Ese liderazgo del profesorado se refleja cotidianamente en el colectivo estudiantil. En la medida en que los profesionales docentes se aproximan a los intereses de los alumnos les demuestran que su trabajo cooperativo posibilitará alcanzar metas concretas, con resultados de aprendizaje 24relevantes para el empleo. Si, además, realizan una verdadera inmersión comunicativa, mediante los medios que utilizan los propios alumnos (mensajería, redes sociales) e incorporan, de facto y habitualmente, las herramientas que proporcionan las tecnologías de la información y comunicación en la práctica docente cotidiana, habrán sentado las bases de una verdadera actuación colaborativa, en la que los estudiantes se enganchen al tren del éxito académico.

 

Mejorar cada día, en aras de un desarrollo personal y profesional a lo largo de toda la vida, facilitará nuestra puesta a punto para abordar las exigencias que demanda la empleabilidad, sea por cuenta propia o ajena. El espíritu emprendedor y colaborativo ha de ser integrado en nuestra idiosincrasia personal en los diferentes estamentos de la comunidad educativa de Decroly. Trabajar en equipo y marcar la diferencia son otras cualidades de cultura corporativa que nos ayudarán a encontrar oportunidades y abordar desafíos para mejorar nuestra productividad –resultados positivos del servicio educativo que proporcionamos a nuestros alumnos- y competitividad frente a otros proveedores de formación.

 

Este perfil de profesional docente es el que demanda la sociedad del siglo XXI, sometida a cambios permanentes,33 fruto de las evidentes realidades sociales y económicas. El mundo ha cambiado. El siglo XXI nos ha metido en otra era. Nadie imagina la realidad social que viviremos dentro de 10-20 años. La generación de estudiantes con la que trabajamos en el día a día poco se parece a la generación de los años 80 ¡del siglo pasado!, en el que muchos de nosotros ya estábamos ejerciendo esta maravillosa profesión. Y se parecerá menos a la próxima, en la que vosotros Pablo, Natalia, Sergio, Nieves, Óscar, Helena,… seréis actores principales.

 

Decroly es un referente en materia de formación profesional en Cantabria. Hemos sido y somos pioneros en muchas cosas. Pero lo voy a resumir en una palabra: diferentes. Marcamos la diferencia adelantándonos, en algunas ocasiones, a nuestro tiempo. Repasemos nuestra historia y nos percataremos de ello. Por eso, yo me empeño cada día en estimular esta cultura corporativa. ¡No es necesario estudiar a Michael Porter para entenderlo!

 

Pero yo puedo afirmar con orgullo, y en eso coincidirán los profesores más veteranos: Miguel, Adela, Ana, Merche 4-bajaque, desde la fundación de Decroly en 1978, hemos ido consolidado esos principios fundacionales basados en la mejora continua, de cambio permanente, para adaptarnos a las realidades de cada momento, para marcar la diferencia. Y en esa misión, los primeros beneficiados hemos sido todos y cada uno de los profesionales docentes y no docentes que trabajamos en esta empresa. Cada día aportamos imaginación a nuestro trabajo para que sea más entretenido y eficaz; declaramos la guerra al aburrimiento y a la monotonía; en suma, intentamos hacer las cosas mejor. Por ello, la ilusión, la autoestima y la satisfacción personal que genera en nosotros el trabajo bien hecho representan un activo de capital importancia para toda la comunidad educativa.

 

Veamos algunas ideas, de manual, para mejorar cada día y destacar la diferencia en las cosas que hacemos los profesionales docentes en Decroly: sé proactivo; apasiónate por lo que haces; concéntrate en lo pequeño; conoce52 a fondo tus herramientas; fíjate objetivos reales; no tengas miedo a experimentar; saborea tu obra, visualiza tu éxito y evalúa tu trabajo.

 

Y para finalizar estas reflexiones, permitidme unas citas de Albert Einstein:

 

“No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche. Es en la crisis donde nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar “superado”. Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones”.

 

“La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia”.

Un comentario

  1. Personalmente creo que Decroly es un centro innovador. La implicación en este sentido de todo el personal es algo innegable y de lo que todos debemos sentirnos orgulloso.

    Sin embargo yo tengo la percepción de que no sabemos que realmente somos innovadores. No tenemos una idea de lo que es la innovación, cosa que ya comenté en otro artículo de hace ya tiempo “Innovar en educación o educar en Innovación” (creo que se titulaba así).

    Este hecho de no saber que somos innovadores y la persistencia en pedirnos serlo genera muchas veces la sensación de que no hacemos nada en ese sentido.

    Y nada más lejos de la realidad. Puede que no seamos los más innovadores del mundo, pero si nos comparamos con la gran mayoría, creo que de la comparación saldremos muy bien parados.

    Como comento en otro artículo, en este caso sobre Responsabilidad Social Corporativa, No solo hay que serlo, sino además parecerlo, y a lo mejor es en este aspecto donde más podemos innovar…

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: