Plan DECROLY de Formación Permanente del profesorado de Cantabria para el curso 2009-2010

El compromiso de DECROLY con la formación continua no admite discusión. Muestra de ello son las innumerables publicaciones que, en foros de diferente titularidad, difunden sus aportaciones y resultados. Es necesario mejorar la calidad de la formación del profesorado es una de ellas, referida al colectivo educativo. En ese sector de la educación no universitaria, DECROLY mantiene un esfuerzo constante para contribuir, con sus mejores soluciones, al proceso de formación permanente del profesorado.

La sociedad del conocimiento en la que participamos los españoles y los cántabros reclama un sistema educativo eficiente, de calidad. La incorporación de nuestros jóvenes a una sociedad exigente, en la que una economía basada en el conocimiento demanda ciudadanos altamente cualificados, poseedores de competencias clave en el ámbito personal, social y profesional, ha conducido a los agentes económicos y sociales, a las administraciones públicas, a la ciudadanía, a una reflexión generalizada sobre el papel del profesorado en la sociedad del siglo XXI.

A mayor abundamiento, los cambios tecnológicos y sociales; el fenómeno de la mundialización de la economía, especialmente afectado por la movilidad de personas y capitales; el impacto de “la crisis” –no una crisis cualquiera- que nos azota desde que estallara de manera simultánea y generalizada en los cinco continentes; el acceso gratuito a la información y al saber, consecuencia de la socialización del uso y acceso a Internet y a las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación, nos traslada hacia una sociedad distinta, imprevisible, cambiante.

Ante ese reto al que nos enfrentamos, presente en un horizonte cercano, próximo, inmediato, la respuesta no debe esperar. Y para ello, frente a una realidad jamás imaginada hace solamente 30 años, por ejemplo, ante la imperiosa necesidad de participar los cántabros y los españoles en el grupo de países más desarrollados, es absolutamente imprescindible conceder al sistema educativo regional la máxima prioridad. Y los cántabros lo hacemos. Existe una generalizada determinación –y en este sentido quiero enfatizar mi optimismo- por una mejora continua del sistema, donde los profesionales docentes son la piedra angular del mismo. 

La Consejería de Educación se ha puesto al frente, liderando un proyecto de mejora continua de la educación en Cantabria. Los padres y tutores, con sus circunstancias en cada caso, van asumiendo la primera responsabilidad que les corresponde en la educación de sus hijos. En el profesorado va calando, en progresión geométrica, el nuevo rol que la sociedad encomienda al colectivo. El ministerio de Educación recoge el testigo, ante el clamor popular, de liderar un anhelado Pacto de Estado por la Educación.

A los diferentes planes de actuación de la Consejería de Educación, iniciados en 2003, los agentes económicos y sociales han acompañado con los suyos. Sindicatos y patronales e instituciones y asociaciones sin ánimo de lucro se han unido a la Consejería para contribuir al desarrollo profesional de los docentes. DECROLY renovó su cooperación con la firma de un convenio de colaboración el pasado 14 de setiembre de 2009 con la Consejera Rosa Eva Díaz Tezanos, en aplicación de la Orden EDU/41/2009, de 28 de abril, por la que se regula la convocatoria, reconocimiento, certificación y registro de actividades de formación permanente del profesorado en la Comunidad Autónoma de Cantabria. (BOC del 12 de mayo)

Y DECROLY ha participado muy activamente produciendo su propio Plan de Formación Permanente del Profesorado. A día de hoy, ese Plan consta de cincuenta y dos acciones formativas (52): en la modalidad presencial (40) y vía Teleformación (12), todas ellas homologadas por la Consejería de Educación a través de su Unidad Técnica de Evaluación y Acreditación. Veamos algunos datos. El pasado día 1 DECROLY hizo público Convocatoria, reconocimiento, certificación y registro de actividades de formación permanente del profesorado, en 2010. En ese documento puede apreciarse, entre otros datos, lo siguiente:

“En lo que llevamos de curso 2009 – 2010, la colaboración de DECROLY en materia de formación continua del profesorado ha sido muy importante, cualitativa y cuantitativamente hablando. Así, en el período comprendido entre el 1 de setiembre y 31 de diciembre de 2009, DECROLY ha gestionado y  realizado 19 cursos, en modalidad presencial, en los que han participado 315 profesores del sector de la enseñanza privada, por un montante total de tres mil novecientos veinte (3920) horas de formación. Especial atención ha prestado DECROLY a la modalidad de Teleformación, en la que puso en acción CUATRO cursos, en ese periodo de tiempo, con una participación de setenta y cuatro (74) Profesionales docentes de la enseñanza pública, por un total de dos mil doscientos cuarenta y ocho (2248) horas. DECROLY ha tramitado ante la Consejería de Educación a reconocimiento, certificación y registro todas las actividades formativas realizadas que son diligenciadas en documento escrito para cada participante.”

grafico

Los 19 cursos anteriorment citados se impartieron en centros concertados de Cantabria, de acuerdo con las necesidades de cada centro, implicando a la inmensa mayoría de sus profesionales docentes. En DECROLY siempre hemos creído que el centro educativo representa la referencia de cada acción formativa. Compromiso, espíritu colaborativo e innovador, toma de decisiones acordes con las circunstancias específicas de cada comunidad educativa, desarrollo de itinerarios formativos e implicación de los equipos docentes de cada centro han sido un elemento clave para nuestra propuesta de cursos en los últimos años.

Por ello, cuando la Consejería de Educación presentó el Plan Regional de Formación Permanente del Profesorado 2009 – 2010, y comprobamos el modelo impulsado a partir de este curso, nos sentimos especialmente orgullosos. El Plan DECROLY de Formación Permanente del Profesorado goza de buena salud, se encuentra alineado con las tesis que defiende la consejería de Educación.

DECROLY, durante años, ha trasladado esa filosofía a los centros. DECROLY ha fomentado la creatividad y la innovación educativa, de acuerdo con la propia idiosincrasia de los centros, en el ámbito de su autonomía pedagógica y estimulando un cambio permanente que impulse la diferencia positiva, en un marco plural que les conduzca a la excelencia educativa.

La formación permanente del profesorado revaloriza la idiosincrasia de la carrera docente; debe formar parte del plan estratégico de cada institución educativa y representa una oportunidad de mejora continua en el objetivo de proporcionar las más altas cotas de calidad a los usuarios del servicio educativo. La participación en los procesos formativos a lo largo de la vida activa de los profesionales docentes constituye un derecho y, a su vez, una obligación de los profesores. La administración educativa debe establecer los recursos y mecanismos que lo posibiliten. La sociedad merece una educación de calidad para afrontar los retos y oportunidades que se avecinan.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: