La hora de la formación profesional

Una jornada nacional de FP organizada por la Confederación Española de Centros de Enseñanza CECE. En ella intervino la Subdirectora General de FP del Ministerio de Educación, Política Social y Deporte, Soledad Iglesias; Juan Menéndez Valdés, de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, representantes autonómicos de CECE y directores de centros de varias comunidades autónomas. Entre el numeroso público asistente se encontraba la Presidenta del Consejo Escolar del Estado, Carmen Maestro.aaa3

La Jornada se celebró ayer miércoles 1 de abril, en el Centro Cultural Buenavista de Madrid. En un aforo repleto de participantes de toda España, el acto tuvo un gran éxito, no solo por la calidad de las presentaciones de los ponentes –Soledad Iglesias y Juan Menénez Valdés- sino también por la contribución activa de los asistentes en las dos mesas redondas programadas.

El título de la Jornada: La Formación profesional: presente y futuro sintetiza el ambicioso objetivo que pretendía. En mi entender se consiguió sobradamente. Durante su desarrollo se presentó y debatió el momento actual de la formación profesional en España, las oportunidades y problemas para centros y profesores y se mostraron algunas pinceladas que vislumbran el futuro inmediato de la formación profesional en nuestro país.

La jornada fue inaugurada por la Presidenta Nacional de CECE Isabel Bazo quien resaltó, en su presentación, el momento histórico de la formación profesional por el papel que va a desempeñar en la salida de la crisis que nos toca vivir.

Soledad Iglesias hizo un recorrido legislativo desde la Ley General de las Cualificaciones y de la Formación Profesional de 2002 hasta la LOE y sus desarrollos posteriores. La Subdirectora General puso especial énfasis en algunas de las aspiraciones de la administración referidas a la flexibilidad, transparencia y apertura del sistema a toda la ciudadanía. Un sistema, afirmó,  que permita la permeabilidad entre todas las ofertas formativas, que posibilite la movilidad de los trabajadores y reconozca los aprendizajes no formales y la experiencia profesional.

Pasó revista la Subdirectora General, asimismo, a los títulos y certificados de profesionalidad y su referente en el Catálogo Nacional de las Cualificaciones, instrumento del Sistema Nacional de Cualificaciones y formación Profesional. Al finalizar su ponencia, Soledad Iglesias contestó a las preguntas formuladas por los asistentes y atendió, “off de record” casos particulares que le fueron presentados.

Dos Mesas Redondas, dentro del formato establecido por la organización para esta jornada, compuestas por expertos de las Comunidades Autónomas, analizaron aspectos relacionados con los centros de formación tales como: tipos de centros, exigencias de profesorado, equipamientos, relaciones con el mundo empresarial, etc. la primera y programas en los diferentes niveles de la FP: PCPI, CFGM y CFGS la segunda.

Los componentes de la primera mesa acotaron perfectamente la situación de la FP en España y sus Comunidades. José Manuel Boquet, Presidente de CECE Comunidad Valenciana desgranó brillantemente el perfil del alumnado de los Programas de Cualificación Profesional Inicial PCPI y defendió la idea de que estos programas deben adscribirse a centros específicos de formación profesional. Por otro lado, defendió José Manuel, con argumentos absolutamente contundentes, que los PCPI deben adecuarse a su objetivo prioritario que, nos es otro, sino la profesionalización e inserción laboral de ese colectivo de alumnos. Abogó, asimismo, por demandar en todas las autonomías la autorización para, no solamente preparar, sino también evaluar a los alumnos que participan en las pruebas de acceso.

bbb1Rafael Caamaño, Secretario General de la Federación CECE Andalucía hizo un repaso exhaustivo de la legislación estatal y la normativa andaluza. Reflexionó sobre los puntos débiles y contradicciones de ambas normas y presentó un escenario en el que existe confusión, fruto de la ambigüedad de la norma en materia de centros en los que se imparten los PCPI y en otros asuntos relacionados con las instalaciones y equipamientos de los mismos. Su intervención suscitó multitud de intervenciones que motivaron un animado coloquio. Fruto de ello, se lograron algunos acuerdos relevantes para proponer a las administraciones educativas. La financiación de estos programas vía subvenciones y conciertos singulares fue, también, objeto de las reflexiones de Rafael Caamaño, compartidas por los asistentes y que serán incluidas en las conclusiones de la Jornada.

En mi condición de Director de DECROLY, y Presidente de CECE Cantabria, intervine en la segunda mesa, junto con el Presidente de CECE del País Vasco, Luis Bergareche, Santiago García, representado al centro Tajamar de Madrid y Mariano del Castillo, Director del Instituto de Técnicas Educativas de CECE que actuó como facilitador.

 Los tres ponentes centramos nuestra intervención en aspectos formales de centros educativos, profesores y el futuro inmediato de la formación profesional. En mi caso, además de apoyar las tesis de mis colegas Santigo García y Luis Bergareche puse un énfasis especial en los siguientes aspectos:

·       Ratificar lo manifestado por mis compañeros de mesa en materia de vincular los PCPI a los centros específicos de formación profesional.

·      Establecer el marco necesario, en todo el territorio nacional, que permita integrar la formación profesional para el empleo en el diario quehacer de  cada centro.

·      Otorgar competencias académicas en materia de evaluación de los alumnos, en los cursos de acceso, a todos aquellos centros que impartan esos cursos.

·       Homogeneizar los criterios de convalidación de créditos universitarios a los alumnos que accedan a la universidad al finalizar los ciclos formativos de grado superior CFGS.

·      Solicitar a las administraciones educativas una normativa clara y concisa sobre autonomía de los centros que permita un verdadero desarrollo singular de cada centro en materia de gestión, innovación, adecuación a los colectivos a los que dirige su actividad, etc.

·       Dotar al profesorado de los instrumentos necesarios –vía formación, equipamientos y materiales- para mejorar la práctica docente, en materia de formación, ligada a resultados y a un sistema moderno de cualificación de personas en base a competencias.

·       Incorporar un módulo de ingles en todos los programas de formación profesional inicial.

·       Destinar recursos y dotaciones al fomento de la movilidad y participación en proyectos europeos.

·        Poner en funcionamiento las nuevas titulaciones y certificaciones a la mayor brevedad posible para que la sociedad, entre otras cosas, perciba las positivas posibilidades que la formación profesional entraña.

Juan Menénez Valdés, en el cierre de la Jornada, puso en valor la opinión de los empresarios, en una brillante presentación de un hombre que conoce profundamente la realidad de la fuerza de trabajo en este país. Recordó la situación en materia de acreditaciones profesionales. Propugnó un gran debate en materia de formación profesional inicial y formación profesional para el empleo.

El Sr. Menéndez Valdés animó a intensificar las relaciones centro-empresa como instrumento para acercar al mundo educativo a la realidad empresarial. Propuso, igualmente, incrementar las relaciones como instrumento de perfeccionamiento profesional, aproximación a la realidad tecnológica y a la innovación, potenciando iniciativas emprendedoras.

El debate suscitado con las preguntas de los participantes permitió clarificar y conocer los puntos de vista de los empresarios relacionado con la misión de los centros, en su condición de proveedores de formación, basada en competencias profesionales y resultados de aprendizaje. ccc2

Tuve la ocasión de preguntar al Sr. Menéndez Valdés sobre su opinión respecto de incluir la formación permanente en la negociación colectiva a lo que contestó que, a pesar de las muchas dificultades, casi el 50% de los convenios colectivos dedican un apartado, con más o menos determinación, a este asunto. En una segunda oportunidad demandé al Sr. Menéndez Valdés un esfuerzo en materia de información y orientación a los empresarios, conducente a utilizar los fondos de la formación de demanda en acciones formativas que contribuyan al desarrollo personal, social y profesional de los empleados y, con seguridad, al incremento de la calidad y productividad de las empresas.

Mariano del Castillo, en un importante esfuerzo de síntesis, resumió las conclusiones más relevantes de la Jornada que, una vez aprobadas, serán hechas públicas próximamente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: