DECROLY defiende la modalidad de teleformación

La teleformación –formación no presencial a través de Internet- se está convirtiendo en una opción muy demandada tanto por estudiantes como por profesionales. Sin embargo, las empresas aún recelan de esta modalidad de formación y muestran prejuicios negativos, quizá por no conocer las muchas ventajas que proporciona. En EE UU, la formación por internet creció, en el último año, un 12,9% frente al 1,2% que aumentó la presencial.

La educación y formación on line representa un importante reto y también impor-tantes posibilidades como vía a la empleabilidad.

La formación a través de internet ha estado muy poco promocionada y difundida en España. Una de las razones que han devaluado esta modalidad de formación, en elaaa1 ámbito empresarial, tiene mucho que ver con la cultura organizativa de la empresa. Sin embargo, la tendencia está cambiando.

Uno de los tópicos tiene que ver con la creencia de que los cursos son de mala ca-lidad y que están exclusivamente orientados a la adquisición de conocimientos. Pero la experiencia nos dice que esta modalidad formativa favorece la empleabilidad. Es importante discernir entre los cursos buenos y menos buenos. Por ello DECROLY pone a disposición de los empresarios de Cantabria un grupo de asesores de formación dispuestos a evaluar necesidades formativas en las empresas, en colaboración con los empresarios, diseñar un plan anual o plurianual de formación, orientar sobre modalidades de formación: presencial, a distancia, a través de In-ternet o mixta.
DECROLY, en su condición de Entidad Organizadora de Formación al amparo de la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo, destina una gran parte de sus esfuerzos de promoción y difusión de la formación para el empleo enfatizando las ventajas y cualidades de la formación a través de Internet o Teleformación y la formación A Distancia. Existen cursos de mucha calidad y, en el caso de los oferta-dos por DECROLOY, están combinados con un alto porcentaje de horas dedicadas a formación presencial –entre el 10% y el 20% de las horas totales del curso-, además de una tutorización permanente. A los buenos contenidos y de calidad, en DECROLY añadimos buenos tutores, comprometidos con sus alumnos y con la cali-dad y éxito de los programas.

Pero cada empresa es un mundo. Por eso, los asesores de formación de DECROLY –todos ellos con experiencia docente- recomiendan la modalidad pertinente para cada acción formativa. Así, en líneas generales, somos partidarios de la modalidad mixta de formación. El participante debe construir su currículo, adquirir sus com-petencias profesionales, con la ayuda de un buen formador a quien conozca y con quien comparta proceso de aprendizaje permanente; pero no es menos cierto que en la realidad social que nos toca vivir, en la que se da prioridad absoluta a la con-ciliación de la vida laboral y personal, debemos encontrar formas imaginativas de desarrollo profesional a través de la formación a lo largo de la vida. Para ello, DECROLY presenta un amplio abanico de acciones formativas, en las que la moda-lidad clásica a distancia o a través de Internet y la tradicional modalidad presencial, un docente con su grupo de alumnos, se complementan perfectamente.

La teleformación permite una gran flexibilidad de horarios. Otra característica esencial de esta modalidad es que fomenta la autonomía del aprendizaje.

Pero entiéndase bien. En DECROLY defendemos la esencial contribución del profesor en toda acción formativa. Nuestro mérito radica en combinar acertadamente las diferentes modalidades de formación que proponemos. Por ello, reiteramos nuestra propuesta formativa basada en una evaluación y análisis de necesidades compartidos con cada empresa; abogamos por una convivencia de de ambos mo-delos de formación: presencial y a distancia o teleformación –a través de Internet-, y, en su caso, defendemos un modelo mixto que integre la tecnología en la ense-ñanza presencial.

Durante 2009 DECROLY incluirá en todos sus eventos de difusión de la formación para el empleo la modalidad on line o teleformación como alternativa y comple-mento, en determinados supuestos, a la tradicional formación presencial o mixto –presencial + a distancia-.

Veamos a continuación alguna ideas generales facilitados por DIDAKOS uno de nuestros proveedores de teleformación:

¿Por qué e-learning?

Mediante el e-learning se da respuesta a las diversas necesidades de la sociedad actual, en la cual, cada vez se pone más de manifiesto el hecho de que la forma-ción ha de ser adaptable a las posibilidades de espacio y tiempo de los usuarios a la vez que susceptible de una rápida y continua actualización de sus contenidos. Cabe destacar las siguientes ventajas:

• Flexibilidad total en el estudio, pudiendo adecuar el seguimiento del curso con el horario personal, los compromisos laborales y la disponibilidad mental. El e-learning, con su disponibilidad 24 horas x 7 días, permite que las personas puedan progresar en el curso de una forma no sincronizada, según las propias capacidades y necesidades. Es significativa también la reducción de los costes de desplazamiento para la asistencia directa a las clases y otras actividades didácticas.
• Utilización de los recursos de comunicación telemática, de tipo síncrono (charla en tiempo real, audio y videoconferencia) y asíncrono (correo electrónico, tablón de anuncios, etc.), para interactuar con los tutores y los demás participantes, con toda conveniencia. Además, es posible utilizar elementos multimedia (textos, imágenes, animaciones, sonido y vídeo) que facilitan la comprensión y asimilación de los contenidos, la actualización de los materiales didácticos, la optimización de los costes.
• Capacidad para la gestión conjunta y eficaz de un gran número de partici-pantes de las más diferentes procedencias y perfiles, exaltando la integra-ción de conocimientos y superando los problemas derivados de las limita-ciones físicas y la masificación, que inciden en la calidad de la enseñanza, gracias a la aplicación intensiva de los recursos tecnológicos disponibles.
• Es susceptible de una rápida y continua actualización de sus contenidos.
• Permite la realización de charlas en tiempo real entre sus usuarios, con lo que se da una interacción en la que el alumno puede resolver sus dudas “sobre la marcha”.
• El alumno no sólo se relaciona con el teleformador, sino que también lo hace con otros alumnos, minimizándose la posible sensación de aislamiento. Al haber una interacción entre los alumnos, éstos se enriquecen, favore-ciéndose con ello sus procesos de enseñanza-aprendizaje.
• Supera la presentación de la información lineal: con el ordenador se puede pasar de una ventana a otra, de un texto a un gráfico, de una parte del índice de contenidos a otra, etc.
• Presentación de la información a través del canal auditivo y visual y éste, a su vez, en forma de texto y de imágenes. Con ello se aumenta considera-blemente la posibilidad de comprensión de los contenidos.
• El teleformador, con el apoyo de las nuevas tecnologías, puede realizar un exhaustivo seguimiento de sus alumnos, con unos mínimos costes de tiempo y esfuerzo.
• El teleformador puede ir ampliando su bagaje de conocimientos de forma continua, mejorando con ello su capacidad de respuesta a las necesidades de sus alumnos.
• El anonimato puede ser un factor clave en el aumento de la participación por parte de los alumnos. En la enseñanza presencial son muchos los alumnos que quieren, pero no se atreven a participar (por timidez, inseguridad, temor al fracaso, etc.).
• El alumno se convierte en el gestor de su propio estudio lo que, por una parte, facilita el desarrollo de su capacidad de participación y, por otra, se favorece el proceso de “aprender a aprender”, en el que el sujeto va cons-truyendo su conocimiento.

¿Es rentable?

bbb1Con la teleformación, tal como se está concibiendo, se compagina el desarrollo de actividades asíncronas que favorecen el auto estudio y el trabajo individualizado, con el de actividades síncronas, que favorecen el trabajo en grupo, el cual conlleva aspectos tan positivos como la participación, el intercambio de ideas, el desarrollo de habilidades sociales, etc.

Además de las ventajas enumeradas anteriormente, los motivos por los que resulta rentable implementar e-learning en una empresa son los siguientes:
Economía. Una de las principales razones que aconsejan la implementación de estrategias de e-learning en el contexto empresarial es el aspecto económico. De hecho, la flexibilidad horaria, la reducción de costes derivado de los desplazamien-tos, etc. son elementos que favorecen las economías de escala, y por tanto, la ren-tabilidad de los gastos en formación.

Competitividad. La nueva realidad empresarial se basa en la importancia del co-nocimiento, ya que gran parte del valor de una empresa moderna se centra en este aspecto. En la actualidad, el conocimiento se encuentra disperso y es parte integral del capital humano de la empresa. En este sentido, el empleo de una solución e-learning se convierte en una herramienta que permite compartir y ampliar estos conocimientos.

Efectividad. Diversos estudios han puesto de relieve la mayor eficacia del e-learning frente a la enseñanza tradicional. De hecho, el e-learning aúna las mayo-res ventajas de la formación asistida por ordenador (recursos multimedia, interac-tividad, flexibilidad, etc.) junto con las propias de la enseñanza presencial (trabajo colaborativo, tutorización, etc.).

¿En que consiste la metodología e-learning?

Por su parte, la metodología supone una innovación respecto a la enseñanza a dis-tancia tradicional, creando nuevos campos de telecomunicación entre alumnos y teletutores gracias a una amplia gama de servicios entre los que se encuentran, entre otros, las charlas on line, el correo electrónico y los foros de debate.
Las acciones formativas que comprenden el programa formativo se impartirán a través de un Centro Virtual de Formación. Por medio del mismo, el alumno podrá seguir la formación desde su domicilio o lugar de trabajo, manteniendo un contacto permanente con el docente encargado de su curso, así como con el resto de sus compañeros.

Los pasos a seguir, para la puesta en marcha de la formación a través del Centro Virtual de Formación se inician con la entrega a cada alumno de un nombre de usuario y una contraseña que le permitirán acceder a los servicios del Centro (bi-blioteca, chat, foros, correo ).

Por su parte, el contenido del curso se seguirá a través de páginas Web que el alumno podrá visualizar en la pantalla de su ordenador, una vez haya entrado en el Centro Virtual de Formación. Al mismo tiempo, dispone de un manual escrito que podrá imprimir o descargar en el disco duro de su ordenador.
El temario se halla dividido en unidades didácticas que podrá ir estudiando y refor-zando con una serie de ejercicios prácticos que servirán como autoevaluación para comprobar el grado de asimilación de los contenidos estudiados.

Cuando el alumno considere que ya está preparado, y ha asimilado los contenidos correspondientes a una unidad didáctica, podrá proceder a la evaluación de la misma. Para ello, tendrá a su disposición una serie de ejercicios complementarios y el examen correspondiente.

Al término de la formación, deberá efectuar un examen final que evaluará la totali-dad de los conocimientos adquiridos. Así mismo, a lo largo del periodo formativo, se establecerán una serie de actividades como tutorías on line, chats y foros de debate, en los que podrá participar con el fin de complementar la formación recibi-da.
Las funciones del profesor serán desempeñadas por un experto en la materia obje-to de estudio: el teletutor. Éste será el encargado de solventar cualquier duda o cuestión sobre los contenidos del curso, así como de corregir las actividades que vayan realizando los alumnos. A través del correo electrónico del centro y las tu-torías on line, podrá ponerse en contacto con los mismos, bien sea en diferido o en tiempo real.

Así mismo, será el teletutor la persona que tendrá en cuenta las circunstancias personales y profesionales de los participantes a fin de adaptar la evolución del curso a sus ritmos de trabajo.

Por otra parte, a través del buzón de correo electrónico del centro, o por teléfono, el participante podrá ponerse en contacto con el personal correspondiente para resolver cualquier duda relacionada con aspectos de tipo administrativo o técnico.

Funciones de los teletutores

Los teletutores comparten, en muchos aspectos, las funciones del tutor presencial tradicional. Si bien, éstas se han visto aumentadas y modificadas por el entorno específico en el que se desarrolla la formación virtual.

Entre las funciones más importantes destacamos las siguientes.

• Realizar un seguimiento diario del alumno adaptando la formación a las ca-racterísticas particulares de los participantes en cuanto a sus conocimientos previos, motivationes, disponibilidad y ritmo de aprendizaje.
• Motivar y dinamizar el proceso de aprendizaje del alumno.
• Resolver las posibles dudas surgidas del estudio de los contenidos del curso.
• Dinamizar, motivar y moderar el trabajo en grupo.
Realizar evaluaciones individuales y globales de las actividades realizadas.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: