La vida es sueño

La vida es sueño, magistral obra literaria del español Pedro Calderón de la Barca, tiene como tema central la libertad frente al destino. Pues bien, esa misma libertad es la que tienen los empresarios cántabros para incluir en su plan estratégico empresarial la formación de sus empleados, la inversión en las personas que trabajan en su compañía. El capital humano es un factor clave para que las empresas puedan competir con garantía de éxito. Por ello, la formación constituye un eje estratégico para reforzar su productividad y competitividad.

 

En DECROLY soñamos con una Cantabria mejor, con una España mejor, con un mundo mejor. El sueñobbb8 representa un ideal, una utopía, una legítima aspiración. Pero en DECROLY intentamos conjugar el sueño con la realidad en el ámbito de la formación profesional, de la formación para el empleo, de la formación permanente a lo largo de toda la vida.

 

Durante los últimos cinco años, la formación en las empresas se ha multiplicado. Cantabria ha progresado en la cultura de la inversión en formación como instrumento estratégico empresarial. Veamos, a título de muestra, las recientes estadísticas referidas a DECROLY, en su condición de Entidad Organizadora de Formación al amparo de la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo, publicadas en DECROLY Digital el pasado lunes, 5 de enero –http://www.decroly.com/digital/0109/news050109.htm-.

 

Para 2009, DECROLY desea que el sueño de la implantación de la formación continua en TODAS las empresas cántabras se convierta paulatinamente en una realidad, se generalice en todas las empresas, bien sean pequeñas, medianas o grandes. Ello contribuirá, en primera instancia, a la consecución de los objetivos empresariales y, en segundo lugar, al desarrollo, progreso y bienestar de las gentes de nuestra comunidad autónoma.

Somos libres para elegir nuestro destino, igual que lo plasmara Calderón en su clásica obra. Usemos esa libertad para, en tiempo de crisis, buscar y encontrar nuevas oportunidades, nuevas líneas de negocio, para mejorar la productividad y competitividad de nuestras empresas. Para recorrer ese camino, es imprescindible establecer un plan de calidad, de mejora continua, donde la formación de nuestros empleados ocupe un papel predominante.

No es necesario plantearse objetivos inasumibles, pero sí conviene planificar un itinerario formativo para todos los componentes de la plantilla, desde la gerencia al último de los empleados. DECROLY colabora con las empresas contribuyendo en el diseño conjunto de su plan de formación anual o plurianual, si así lo prefieren. Pero siempre buscaremos con nuestras propuestas unos resultados formativos satisfactorios que beneficien inmediatamente la productividad y la competitividad de las empresas.

Este año 2009 que acaba de comenzar ha sido declarado por la Unión Europea el Año de la Creatividad y de la Innovación. Vivimos en la sociedad del conocimiento, en la sociedad del aprendizaje permanente. Esta primera década del siglo XXI, está marcada por la entrada de nuestro país en el Euro, el impacto de las tecnologías de la información y de la comunicación, la aparición de las redes sociales y su influencia en jóvenes y adultos, el impacto de la mayor crisis económica de la historia de la humanidad. En suma, por el nacimiento de una nueva era: ¿la era digital? Esta sociedad cambiante, competitiva, exige destrezas que tienen que ver con la cualificación muy específica de las personas y, en su caso, muy polivalente también.

Disponemos de recursos económicos suficientes, en muchos casos, para invertirlos en formación. Introduzcamos el optimismo en nuestras empresas, en cada realidad. Pongamos toda nuestra capacidad de innovar al servicio de la productividad y de la competitividad; de los resultados positivos. Huyamos de la rutina, de los estereotipos. La sociedad exige hoy un gran esfuerzo de imaginación colectiva. Introduzcamos estos elementos en nuestra compañía y, seguramente, el futuro será más esperanzador. Juntos, DECROLY y las empresas, podemos alcanzar el objetivo: mejorar la productividad y competitividad mediante la actualización profesional y recualificación permanente de los trabajadores empleados de las compañías de Cantabria.

Y para que el tiempo no sea un problema, DECROLY ofrece a las empresas, además de la opción tradicional de formación presencial, otras soluciones a través de modalidades de formación a distancia,  teleformación –vía Internet-  http://www.decroly.com/indexteleformacion.htm o mixta.

Finalmente, quiero recordaros que, como ya ocurriera en los cinco últimos años, esta formación de demanda se financiará mediante la aplicación de un sistema de bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social que  ingresan las empresas, que no tendrá carácter subvencional de acuerdo con lo establecido en la Ley de Subvenciones. 

 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: