Casos y cosas comentadas en Facebook

El pasado jueves, 23 de mayo, Pablo Motos, presentador del programa “El Hormiguero” de Antena 3, entrevistó al periodista Iñaki Gabilondo. Durante su intervención, Gabilondo hizo un repaso exhaustivo de la realidad política presente y de la expectativa futura en nuestro país. Yo tuve la oportunidad de seguir ese acontecimiento por la tele en vivo y en directo. La conversación fue colgada, posteriormente, en la prensa digital y difundida en redes sociales, Facebook entre ellas.

Algunas frases lapidarias de Gabilondo no han pasado desapercibidas en la opinión pública. En mí, tampoco. Me llamó poderosamente la atención algunas afirmaciones:

“No es normal el protagonismo que tiene la política”.
“La política gestiona y administra un bien común y, sin embargo, nos pasamos la vida viendo sus cuitas, sus tensiones, sus enfados, sus disputas…”.
“Las gentes se pueden llegar a entender”.
“Para quienes vivimos la Transición es como si viéramos un milagro, que ya no se nos podrá olvidar”, recordó.
“Si la política se midiera en productividad muchos estarían en la calle…”.
“Lo que hay que hacer es pedir a ese colectivo que afronten ese trabajo como se merece este país y sin tanto protagonismo político. El día que la política ocupe en la vida nacional un lugar menos protagonista… iremos bien. No es normal que [la política] tenga este protagonismo”. Es como si el administrador de una finca tuviera más protagonismo que los propietarios de los pisos, concluyó el afamado periodista.

Durante toda la entrevista, Gabilondo tuvo palabras clarividentes sobre lo ocurrido en las elecciones generales. Los resultados van a ser difíciles de gestionar. Por tanto, será fundamental el diálogo entre las formaciones políticas para alcanzar acuerdos. Pero será complicado. El inicio de la nueva legislatura ya apunta evidencias de la división existente entre unas y otras y del alejamiento de sus postulados.

Así de contundente exponía sus postulados el veterano periodista a las preguntas formuladas por Pablo Motos:

“Esa es la fotografía de nuestra realidad política nacional”, manifestó.
“¿No hemos salido guapos en la fotografía? Mala suerte. ¿Nos hubiera gustado salir más guapos? Sí, pero esa es nuestra fotografía. Este barullo, esta heterogeneidad, esta cantidad de miradas diferentes… es la fotografía de nuestra sociedad. ¿Es una molestia? [Sí], tremenda”.
“Todo este barullo está situado bajo el amparo de la ley democrática. Y ante ese espectáculo tenemos dos opciones: o urdimos tejido de acuerdo, de consensos, de diálogos, de aproximación a las cosas… o que me diga alguien cómo pretendemos poner orden en esa tribu. No queremos entender que España es así”.
“Me estimula y me produce emoción, y como vi un día [en la Transición] que eran posibles los acuerdos creo que se tienen que producir. Los debemos exigir”.

La realidad que pintó a Pablo Motos el prestigioso comunicador en el “El Hormiguero”  me inspiró la siguiente reflexión que colgué, asimismo, en Facebook:

“El optimismo de Iñaqui Gabilondo sobre la eficacia del “diálogo de besugos” que propicia entre los políticos que ocupan las sillas del Congreso de los Diputados, con mando en plaza para la gestión de lo público en España, le sitúa al borde de la utopía.

La realidad es que el talento e inteligencia de la clase política que ostenta el poder ejecutivo efectivo en España hoy es comparable al de las hordas salvajes, primitivas e incultas, de Atila, rey de los Unos, que arrasaban todo lo que encontraban a su paso al son de las alucinógenas órdenes del líder y siniestro personaje.

Solo tenemos que observar las votaciones en el Congreso de los Diputados, por ejemplo, para comprobar la pleitesía al “iluminado” jefe/jefa de la “tropa” política mediante su borreguil respuesta a la hora de manifestar sus opiniones y decisiones, siempre partidistas y sectarias, a menudo ajenas al interés general de los españoles. Diálogo… ¡ninguno! Monólogos sobre “su libro” (el de las distintas formaciones políticas) o, de haberlo, el conocido popularmente como “diálogo de besugos, de sordos”.

De todas formas, a pesar de esta reflexión, quiero adherirme a ese optimismo compulsivo expresado por el periodista Gabilondo y, como si de arte de magia se tratara, sumarme al deseo y a la esperanza de que el sentido común y la defensa de los intereses generales de los españoles ocupe el foco de la actividad de la clase política que dirige los designios de nuestra querida España”.

Este comentario lo colgué en Facebook al leer la noticia de la transcripción literal de la entrevista de Motos con Gabilondo en la sección CON LAS ELECCIONES A CUESTAS del digital Elconfidencial.com publicada en esa popular red social.

Minutos más tarde, mi compañera de profesión y amiga, Teresa Cruz Lavín, replicó a mi comentario con unas reflexiones muy apropiadas que comparto y propago a los cuatro vientos.

“Cuánta razón tienes. Parece mentira que Iñaki comparase la situación actual con la transición. En aquella ocasión todos los españoles mayoritariamente teníamos la pretensión decidida de apostar por la democracia y pasar página de todas las inquinas que nos habían dividido y hecho trizas. Queríamos por encima de todo VIVIR EN PAZ, labrarnos un porvenir, que se nos reconociera el mérito a todos los que lo tuviéramos independientemente de nuestro origen; trabajar y salir adelante y queríamos RESPETO, mucho respeto a todas las creencias e ideologías que cupieran bajo el paraguas de la Constitución.

Hoy el panorama es muy distinto. El respeto y la tolerancia brillan por su ausencia. Cada uno tira de lo suyo para que más crezca. Pocos tienen una visión global de España. Pocos miran por el interés general. Sigue habiendo comunidades de primera, segunda y tercera y las que ostentan el puesto de privilegio no admiten ser solidarias con las demás. No hay altura de miras. Hasta la donación a la Sanidad de Amancio Ortega se ha criticado miserablemente. Nunca mejor dicho diálogo de besugos. La clase política nunca ha sido más ramplona, soez y tramposa”.

La reseña de Teresa me inspiró, a su vez, una acotación sincera que embarga mi alma y mi corazón con más frecuencia de la que desearía.

“Yo cada día “enfermo” un poquito de tristeza y perplejidad por el acontecer político cotidiano. Estoy avergonzado, desorientado y no soy capaz de sobreponerme a los diarios dislates de unos y otros. A veces siento tal depresión que me empieza a afectar a mis deseos de seguir viviendo.

¡Feliz fin de semana, Teresa!”

El diálogo continuó con Teresa y con otros amigos de Facebook. Teresa, sin embargo, dio rienda suelta a sus emociones y escribió:

“Me identifico con tus sentimientos de impotencia, pero nunca arrojaremos la toalla. Sé que nuestra parcelita de influencia es pequeña. Si al menos les podemos transmitir a nuestros hijos y alumnos nuestra mentalidad de concordia y respeto, algo hemos hecho. Ya sé que es difícil en estos tiempos. Vamos a contracorriente”.

Y yo apostillé:

“Si, Teresa. No podemos abdicar de nuestros sólidos valores, aprendidos principalmente de nuestros padres y de nuestros maestros maravillosos que tanto hicieron por nuestra generación.

Hoy, sin embargo, todos aquellos que podríamos acuñar y englobar en uno, “respeto”, se han puesto en cuestión, particularmente por una parte de la clase política que “está cogiendo el mando” de la gestión de la sociedad y que ha decidido despojarnos de ellos y sustituirlos por otros de dudosa aplicabilidad y ninguna afección a la generalidad de los ciudadanos”.

Tres días más tarde, domingo 26 de mayo, fecha en que se celebraron las elecciones, municipales autonómicas y europeas quise animar a todos mis amigos de Facebook a participar en las votaciones. Lo hice con este mensaje:

Elecciones municipales, autonómicas y europeas
Yo, si voto
Mi voto cuenta; el tuyo, también

Hoy es un día importante. Con nuestro voto podemos contribuir a la gobernabilidad de nuestro municipio, comunidad autónoma y de la Unión Europea.

Hagamos un ejercicio democrático participando activamente en las elecciones.

Yo nací en Bezana y vivo en Sancibrián, uno de los siete pueblos que integran el municipio de Santa Cruz de Bezana. Presumo y me enorgullezco de mi pueblo a la vez que enarbolo con pasión la bandera de mi sentimiento cántabro, español y europeo de pertenencia.

Con nuestro voto apoyamos una opción política determinada. Ejerzamos este derecho democrático en libertad, responsable y respetuosamente, para que los candidatos electos dirijan a su mejor saber y entender los designios de todos los vecinos del Municipio de Santa Cruz de Bezana y de los ciudadanos de Cantabria, en mi caso, y de Europa, atendiendo al interés general.

Yo voy a ir a votar hoy porque entiendo que es importante, creo en el sistema a pesar de mi agnosticismo indisimulado.

En Democracia -si, con mayúscula- el voto nos otorga un plus esencial de pertenencia al modelo político menos imperfecto que rige nuestra sociedad.

Por ello, y por muchas otras razones, voy a ir a votar y porque siento que es un derecho democrático y una obligación moral y social a su vez.

Animo con estas palabras a mis familiares, vecinos, amigos, compañeros de trabajo, personas de mi entorno social -incluso a quienes juegan al Mus conmigo una tarde si y otra también- a ejercer su deber ciudadano, votando a los candidatos que merezcan la confianza de todos nosotros para gestionar el día día de nuestro municipio, de la comunidad autónoma cántabra y de la Unión Europea.

Finalizo con una afirmación tipo eslogan: si votamos todos, todos ganamos.

¡Feliz día, amigos de Facebook!

Otras noticias y enlaces de interés relacionados:

Resultados de las Elecciones Generales del 28A
Resultados de la Elecciones Autonómicas de Cantabria 26M
Resultados de la Elecciones Municipales de Cantabria 26M
Resultados de la Elecciones al Parlamento Europeo 26M

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: